Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Otras localidades

La gran sorpresa de los Premios Feroz

Chema García Ibarra habla de 'Espíritu Sagrado', su inclasificable ópera prima

El cineasta Chema García Ibarra

El cineasta Chema García Ibarra / LA AVENTURA CINE

 Lo reconoce él mismo. Espíritu sagrado, su debut en la dirección de largometrajes, tiene un difícil encaje en un solo género cinematográfico. “El otro día con la distribuidora tuvimos un intercambio de emails en el que nos preguntábamos: ¿qué género es? ¿Es una comedia? Sí, pero no es del todo una comedia. ¿Es un drama? Tampoco es un drama. ¿Es un thriller? Sí y no. No lo sé y a mí me encanta no saber definirla. Es una cosa que me gusta mucho”, nos dice Chema García Ibarra.

Efectivamente en Espíritu Sagrado se cuenta el secuestro de una niña. Vemos también a los extraños miembros de una asociación de amigos de lo paranormal y de fenómenos extraterrestres. Y todo ello ambientado en una ciudad que pocas veces sale en el cine como Elche. “Me gusta mucho la Ciencia Ficción. También reflejar la vida doméstica e incluso anodina y que la historia transcurra allí donde no suelen suceder las películas, es decir, fuera de las grandes capitales culturales, como Nueva York, Madrid o Barcelona. Yo vivo en Elche y me encanta retratar caras nuevas, gente que no ha hecho cine antes. Así que lo mezclé todo y he hecho una película en Elche, con actores no profesionales y que tenga algo de Ciencia Ficción. Y la ruedo en celuloide, en 16 milímetros, que da a la película una luz y un color especial. Intento satisfacerme a mí mismo como director y hacer una película que a mí me vuelva loco como espectador”, explica.

'Espíritu Sagrado' / LA AVENTURA

Espíritu sagrado, efectivamente, está interpretada por actores no profesionales. “Queríamos que se apuntara gente a la que nunca se le hubiera pasado por la cabeza ser actor”, nos cuenta el realizador ilicitano. “En las convocatorias nunca usamos la palabra casting. Era una oferta para trabajar en un restaurante o en una fábrica. No era necesario tener ninguna experiencia ni ningún físico determinado, porque no queríamos una belleza estandarizada, tipo Mario Casas. Pedimos, eso sí, un video para escuchar cómo hablaban los que se presentaban. Nos llegaron tres mil peticiones”.

Uno de los que acudieron a las pruebas fue Nacho Fernández, que finalmente fue seleccionado para interpretar el papel protagonista. “La oferta me llegó a través de un grupo de WhatsApp de unos amigos. Decía que buscaban a un chico al que le gustaran los misterios y lo desconocido para trabajar de camarero. Mandé el video y a Chema parece que le gustó”, nos cuenta. Una vez en el rodaje solo sabía lo relacionado con su personaje. Nada más. “Iba sobre la marcha, rodando poquito a poco. Para mí fue mejor así. Más fácil”, dice.

Espíritu sagrado es, por tanto, una propuesta insólita en el cine español. “Mis referencias eran el cine de Aki Kaurismäki; algunas películas de Bresson, de Almodóvar y de Lucrecia Martel, Mamá es boba de Santiago Lorenzo, pero sobre todo Whisky, la película uruguaya de 2004 de Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll”, reconoce el director.

Sobre la gestación de su largometraje nos recuerda que es un proyecto que se gestó a lo largo de los últimos años. “Hace un tiempo vi en una televisión local de Elche una entrevista a un grupo de gente que había formado una Asociación de aficionados a la parapsicología. Hacían psicofonías y una de sus primeras actividades iba a ser irse fuera de la ciudad a hacer una alerta OVNI. Era gente muy distinta entre ellos. Había una señora mayor, un chico joven… Era como si los hubieran elegido al azar por la calle. Me pareció una imagen muy bonita y esa idea combinada con la desaparición de una niña que tiene una hermana gemela, fue lo que acabó de tejer mi historia”.

'Espíritu Sagrado' / LA AVENTURA

Espíritu sagrado habla de obsesiones; de distintas percepciones de la realidad; de esas falsas realidades que construimos a nuestra medida; de leyendas urbanas; de fake news y de cómo el mal está y habita entre nosotros: en el bar de enfrente, en la casa de nuestro vecino. “Siempre me ha interesado mucho la necesidad que tenemos de creer que hay algo oculto. Parece que estamos más tranquilos si pensamos que detrás del crimen de las niñas de Alcàsser, por ejemplo, hay una conspiración internacional y no un tipo solitario. Es una forma de negar que el mal está ahí. Pero el mal está ahí. Es tan fácil como eso. Pensar en súper conspiraciones es una especie de alivio”, afirma convencido el director.

Y Chema García Ibarra es plenamente consciente de que su película puede sorprender positivamente o ser rechazada desde el primer minuto de proyección. “Yo he hecho un montón de cortometrajes muy parecidos y con un estilo muy marcado, como Misterio, Leyenda dorada o El ataque de los robots de nebulosa-5 y siempre ha sido así. Ha habido gente completamente entregada y otra que dice que es lo peor que ha visto en la vida. Que haya espectadores que no entren en absoluto en la película es absolutamente normal y me parece muy bien”, reconoce. De momento Espíritu sagrado ha logrado una mención especial en la pasada edición del festival de cine de Locarno y forma parte del quinteto finalista en la categoría de mejor película dramática en los premios Feroz, que otorga la crítica y la prensa cinematográfica de España. Uno más, para muchos, de los fenómenos extraños y sorprendentes que está deparando este Espíritu sagrado que ahora se estrena en los cines.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?