, 27 de de 2022

Otras localidades

La epidemia de los opioides, la otra cara del tratamiento del dolor

"Su tratamiento sigue siendo una asignatura pendiente de la ciencia", afirma el bioquímico JM. Mulet

El aumento del consumo de opioides es otra de las pandemias, dentro de la "pandemia de la COVID 19". El dolor de las personas en sus diferentes patologías ha empeorado y con él, el consumo de un tipo de droga narcótica, a veces camuflada, pero altamente adictiva que incluye analgésicos recetados.

"Los opiáceos y opioides son moléculas capaces de activar los centros del cerebro que regulan la sensación placer o recompensa, y de inhibir la sensación de dolor. La diferencia es que los opiáceos son compuestos que de forma natural están presentes en el opio y los opioides son moléculas, con cualquier otro origen, pero que tienen efectos similares", explica el catedrático de biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia, JM. Mulet, autor de libros como Ecologismo real.

El informe anual de 2019 de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) destaca que España es el cuarto país con mayor consumo de fentanilo de la OCDE, por detrás de EE UU, Alemania y el Reino Unido.

Hay dos tipos de dolor, el dolor crónico y el dolor agudo o puntal. "El tratamiento del dolor crónico sigue siendo una asignatura pendiente de la ciencia. Los opioides son un tratamiento efectivo para episodios de dolor agudo o para un postoperatorio, pero su uso debe de estar estrictamente controlado, porque un tratamiento que siga una vez ha remitido el dolor puede acabar generando una adicción. Los médicos de familia alertan que hay un problema creciente debido a las listas de esperas y a la saturación de los servicios de salud, en que a una persona le recetan un tratamiento para controlar el dolor tras un postoperatorio, la visita con el médico de medicina general se retrasa debido a la saturación del sistema y cuando llega al médico para revisar el tratamiento esa persona ya es adicta al analgésico", admite Mulet.

Sobredosis y adicción

A nivel mundial, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), pueden atribuirse al consumo de drogas unos 0,5 millones de muertes. Más del 70% de esos fallecimientos están relacionados con los opioides, con un 30% específicamente causadas por sobredosis. En Estados Unidos, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, se estima que mas de 100.000 personas murieron por sobredosis entre abril de 2020 y abril de 2021.

"En medicina son potentes analgésicos, pero tienen el riesgo que su uso puede derivar en adicción. La epidemia de heroína en los 80 fue derivada de su uso como droga recreativa y en determinados estratos sociales, pero nada que ver con lo que está pasando en la actualidad. El perfil del adicto en Estados Unidos es una persona que ha tenido un tratamiento médico o algún problema de dolor, el médico se lo ha recetado, y cuando ha querido darse cuenta ya estaba enganchado. Aquí influyen factores como que el sistema sanitario de Estados Unidos permite la publicidad de medicamento con receta y no controla los incentivos que las empresas farmacéuticas le dan a los médicos por recetar sus productos, y que los estudios que denunciaban que estos productos podían producir adicción fueron obviados en su momento, utilizando como argumento un estudio poco relevante. En España este problema, de momento, es menos grave, pero conviene estar alerta", señala el experto.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?