La VentanaLa Ventana a las 16h
Actualidad

Crisis Rusia-Ucrania: "Es una partida de póker en la que Rusia está jugando su juego y quiere ver dónde llega"

Dasha Movchan, ucraniana en España desde 2015, y Abraham Campomar, burgalés residente en Kiev, se han asomado a La Ventana para analizar la situación entre ambos países

Madrid

La tensión entre Ucrania y Rusia va en aumento. Tras la reunión entre el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergey Lavrov y Antony Blinken, Secretario de Estado de los Estados Unidos, desde Moscú se ha lanzado un ultimátum a Washington para no incluir a Ucrania en la OTAN. No obstante, es necesario recordar que las tensiones entre Rusia y Ucrania vienen de largo. El momento más grave en los últimos años, fue la invasión de la península de Crimea, hace ahora 8 años. Esta crisis provocó la huida de muchos jóvenes por miedo a una invasión rusa. Es el caso de Dasha Movchan, que llegó a nuestro país en 2015 y ha querido asomarse a La Ventana.

Acostumbrados a la incertidumbre

Sus familiares y amigos continúan en Ucrania, y ha relatado cómo viven la situación en el país: “Sinceramente, están acostumbrados. No es el miedo de hace siete años, pero sí están preocupados. De mis amigos, los que pueden se van”. La situación económica ucraniana también es un aliciente para marcharse, pues tal como ha contado Movchan, “los precios son como en España pero los sueldos son de 200 o 250 euros al mes”. La invasión de Crimea fue un punto de inflexión para la sociedad ucraniana: “Nadie esperaba tal cosa, un golpe así de los hermanos que supuestamente tendrían que apoyar”.

No todos enseñan sus cartas

En la dirección opuesta, Abraham Campomar es un burgalés de nacimiento que reside en Kiev. Tiene 32 años y es el entrenador analista de la Selección de Fútbol de Ucrania. “Existe una tranquilidad relativa a la que la gente está acostumbrada”, ha recalcado. También ha admitido que, a pesar del protagonismo mediático, Ucrania “vive esta situación desde 2014”.

“Con ese peligro de que mañana pueda empezar una guerra la gente se ha acostumbrado”, ha reiterado Campomar. Ha calificado la situación actual como “una partida de póker en la que Rusia está jugando su juego y quiere ver hasta dónde puede llegar”. Por otro lado, ha resaltado que la sociedad ucraniana “confía muy poco en un posible apoyo internacional si el conflicto se convierte en bélico”. De hecho, la población del país, según Campomar, cree que la narrativa bélica sigue intereses exteriores.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad