El cine en la SEREl cine en la SER
Cine y TV
Sundance

Emma Thompson descubre la sexualidad después de los sesenta en una de las joyas de Sundance

La actriz británica presenta 'Good Luck To You, Leo Grand', una disección sobre la mujer, el sexo y la edad que ha emocionado en el Festival de Cine de Sundance

Fotograma de' Good Luck To You, Leo Grand' / FESTIVAL DE SUNDANCE

Madrid

La representación del cuerpo femenino en la gran pantalla es uno de los temas colaterales que surgieron con el auge del movimiento feminista Me Too. A lo largo de las últimas décadas ha habido varios intentos de cambiar la forma de representación de las mujeres. La teórica Laura Mulvey escribió un tratado sobre cómo la cámara trataba a la mujer como objeto de deseo. Directoras como Jance Campion o Céline Sciamma han tratado de romper esa mirada masculina y sexualizada y dar cabida a otras mujeres y otros cuerpos. Eso es precisamente lo que hizo Lena Dunham en su serie de televisión Girls, convertida en una voz generacional que ponía a una mujer con un cuerpo nada hegemónico desnuda todo el rato.

Por ahí anda la clave de Good Luck To You, Leo Grande, película protagonizada por la actriz británica Emma Thompson que se ha presentado en el Festival de Sundance. A sus 62 años, la ganadora del Oscar por el guion de Sentido y sensibilidad, hablaba de la dificultad de una actriz de 62 años para desnudarse, en este filme que cuenta la historia de una profesora que contrata los servicios de un trabajador sexual más joven que ella. “¡Probablemente sea lo más difícil que he tenido que hacer!”, dijo durante una conferencia de prensa on line, como todo en esta edición del certamen, debido a la pandemia. “Es muy difícil estar desnuda a los 62 y sin complejos” explicó la actriz que se desnuda completamente en el filme y mantiene varias escenas de sexo con el actor Daryl McCormack, de 29 años.

Es precisamente una mujer la que está detrás de esta reflexión, Sophie Hyde (Animales salvajes o 52 martes) es la autora de esta tragicomedia británica en la que los personajes están encerrados en una habitación de hotel, hablando de sexo, sentimientos y de lazos familiares. La película se sustenta en la interpretación de ambos, pero sobre todo en las aristas emocionales del trabajo de Emma Thompson. Una mujer que se vuelve a educar.

En realidad Good luck to you Leo Grande no es más que una película de empoderamiento femenino. De una mujer que decide que tiene derecho al placer, a decidir, a sentir y a decir no a los demás. De ama de casa, esposa y madre abnegada, pasa a ser una mujer decidida y contenta consigo misma, con su cuerpo, con su sexualidad y sus decisiones. Pero además, en el filme subyacen otros muchos temas. El terapeuta sexual, el derecho al deseo o el trabajo sexual y la prostitución emergen en el debate. También los tabúes en torno al cuerpo femenino.

La película tiene una de las escenas más poderosas y revolucionarias del cine. Y es que no es fácil encontrar a una mujer desnuda que no tenga un cuerpo acorde al ideal de belleza, juventud y delgadez. Lena Dunham se adelantó en su momento, pero su personaje -interpretado por ella misma- apenas había cumplido los 30. Emma Thomposon no esconde sus sesenta años, ni su cuerpo, ni su bellaza.

"Mi personaje no mete el estómago, no se da la vuelta, no trata de alterar lo que ve”, explicaba la actriz refiriéndose a las exigencias que sufren las mujeres para luchar contra el envejecimiento de sus cuerpos, tabú en las pantallas. “Es la gran tragedia del cuerpo femenino en los siglos XX y XXI. Y es una narrativa que debemos cambiar absolutamente”, insistía la actriz.

Contra la falacia de las mujeres perfectas hace su nueva película, precisamente, la ya mencionada Lena Dunham, que también ha estrenado en Sundance. Pero la directora y guionista falla en sus planteamientos en Sharp Stick, un retrato de una adolescente que descubre la sexualidad a través del porno. Dunham nunca ha tenido miedo a tratar la parte más oscura o caótica del sexo, pero aquí parece que solo busque la provocación y no una reflexión sobre la necesidad de que también la sexualidad sea una exigencia para las mujeres.

Una chica de veinte años mantiene una relación con un hombre casado y con hijos, después se engancha al porno y empieza a practicar todo lo que ve en las películas, para después enamorarse de un desconocido. Una sucesión de escenas angustiosas que, desgraciadamente, no acaban de decir nada al espectador.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad