La VentanaLa Ventana a las 16h
Internacional

Universal, demandada por marketing engañoso: "Tiene pinta de ser algo orquestado por un despacho de abogados"

La productora Universal hace frente a una demanda por utilizar en el tráiler Yesterday las imágenes de Ana de Armas eliminadas del montaje final de la película, un abogado explica en La Ventana las posibilidades de esta acción jurídica

La Ventana a las 16h | La productora Universal demandada por marketing engañoso en la película 'Yesterday'

La Ventana a las 16h | La productora Universal demandada por marketing engañoso en la película 'Yesterday'

49:15

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1643038361438/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Varios ciudadanos estadounidenses de distintos estados han presentado una demanda federal contra la productora Universal por marketing engañoso. Se quejan de que, en la película 'Yesterday', que alquilaron por la presencia de Ana de Armas en el tráiler, no aparece la actriz. Piden por ello cinco millones de dólares. El abogado de ON TAX & LEGAL, Manuel González, se ha asomado a La Ventana para valorar una acción judicial que, según ha explicado, “tiene pinta de ser algo orquestado desde un despacho de abogados”.

Los demandantes, de los que solo dos figuran sobre el papel, se quejan de que “no obtuvieron nada de valor” a cambio de los 3,99 euros que desembolsaron por el alquiler de la película en Amazon Prime Video. Lo hacen a través de un tipo de acción judicial, bautizada como class action, que permite denunciar en nombre de afectados indeterminados y que, como ha advertido González, sería inviable en España. “Es normal que desde la perspectiva española nos parezca una cosa super exagerada”, ha reconocido. Son demandas que proliferan en países como Estados Unidos “porque son países con trampillas, diseñados para permitirlas”.

Acuerdo previo

La mayoría de las corporaciones que se enfrentan a este tipo de demandas, son empresas que, según ha explicado González, cuentan con recursos económicos suficientes como para hacer frente a acuerdos ventajosos. Es por eso que, en la mayoría de los casos, las empresas intentan llegar a un acuerdo con los querellantes para evitar el riesgo reputacional que podría suponer llegar a juicio: “Se deposita un dinero con el que se pretende indemnizar a los que han demandado y a todos aquellos potenciales futuros afectados que demuestren que han sido afectados”.

 “A uno le dan ganas de haber sacado el título en Estados Unidos”, ha bromeado el letrado. “Del dinero que depositase Universal en caso de llegar a un acuerdo con los demandantes, los primeros en cobrar serían los abogados… Huele un poco a Better Call Saul”, destaca.

Una demanda inviable en España

Como advierte González, el recurso presentado contra Universal no tendría cabida en España: “En una legislación como la española tendrías que probar, por un lado, el engaño y, por otro, los perjuicios”.

A diferencia de países como Estados Unidos, en España no se contemplan los daños morales, solo aquellos cuantificables. “En España sería imposible probar ni diez euros de perjuicio porque toda la pérdida sufrida sería la una hora y media de tiempo y los 3,99 euros del alquiler de la película”, explica.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad