Hora 25Las entrevistas de Aimar
Sociedad

Facu Díaz: "La guerra cultural es un invento de la derecha"

Aimar Bretos entrevista al humorista, presentador y 'streamer'

Las entrevistas de Aimar | Facu Díaz (27/01/2022)

Madrid

¿Cuánto de joven y de izquierdas hay que ser para conocer a Facu Díaz? Vamos a tratar de responderlo en el siguiente tramo de radio. Facu Díaz nació en Uruguay en 1993 y es un firme militante comunista. Es conocido por ser una de las caras visibles de 'La Tuerka', un programa de Público TV que estuvo presentado durante cinco temporadas por Pablo Iglesias. Ahora Díaz es 'streamer' y ha encontrado en Twitch un nuevo canal para dar rienda suelta a su humor ácido, comprometido y sin complejos.

Facu Díaz

30:03

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1643313657416/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Humor e inicios

"La política la manoseo desde un sitio en concreto. Yo soy una persona de izquierdas y de toda la vida se han conocido mis opiniones, nunca las he ocultado. No he creado, he ocupado un espacio ahí medio bailando. Hago coñas sobre la actualidad, pero desde una perspectiva ideológica muy marcada, de frente", comienza el humorista. Los inicios de Díaz se remontan a su cuenta de Twitter, desde donde empezó a crecer y a jugar con el humor más irreverente. "Yo ponía algo y se me liaba al día siguiente. He tenido ojos encima desde hace mucho tiempo. Hay muchas reflexiones sobre lo que eran las redes y lo que son ahora. Yo soy hijo de Twitter, empecé ahí, ponía cosas para llamar la atención de compañeros de profesión y conseguir visibilidad. Los que hacíamos aquello no pensábamos que iba a acabar siendo nuestro currículum. Me niego a ver por escrito un archivo de todas las gilipolleces que he escrito a lo largo de mi vida"

Sobre la nostalgia, reflexiona Facu: "Nos lo pasábamos muy bien. Creo que ahora, en esta época, nos hemos dado cuenta de los que estábamos de broma y los que no. Buena parte del destape que estamos viendo con la derecha patria sobre muchas cosas que parecían superadas tiene que ver con haber tanteado la ironía, el humor como una posibilidad para haber normalizado según qué cosas, cosas que a uno le aterrorizan y en que puede haber participado en el pasado, otros las exhiben orgullosos. Es verdad que nos divertíamos, pero unos estaban ensayando.

Su paso por la Audiencia Nacional

Y de Twitter y 'La Tuerka' a la Audiencia Nacional, por un video en el que aparecía encapuchado, como si estuviera en una sede del PP y en el que pedía el acercamiento de los militantes del partido presos por corrupción a las cárceles de Andorra. Le denunció la Asociación de Víctimas del Terrorismo Dignidad y Justicia y en 2015 finalmente se archivó la causa. "Estaba realmente preocupado. Era la primera ofensiva contra todo lo que mínimamente tuviera que ver con Pablo Iglesias. Luego me di cuenta de que no tenía que ver mucho conmigo. Un periodista me llamó y me dijo que en la nota de prensa con la denuncia aparecía "denuncia a Podemos", el documento se llamaba así. La tomaron conmigo porque era fácil llevarme a los juzgados", explica.

Sobre el 'fin' de 'La Tuerka' y Pablo Iglesias dice Facu: "Dejó una puerta abierta y todo el mundo tenía claro que lo suyo en la política institucional tenía fin. Cuando viene a los medios está en una situación distinta. A él le gusta esto (...) Cuando hablo con él y me explica las ideas que tiene y luego una semana después hace todo lo contrario me molesta muchísimo. Yo creo que realmente tenía ganas de dar la turra y se sentía amordazado en una estructura en la que menos mal que estaba amordazado. Ha salido de toriles y estáis dando de comer a una bestia."Ya no podemos decir que vienen los fachas sin más. Creo que tenemos una derecha muy compleja, con sectores con diferentes prioridades. En la derecha conservadora no ha surgido una figura satírica digna de mención", reflexiona.

La nueva batalla cultura, la izquierda y Twitch

"Creo que solo la está dando la derecha porque se la han inventado ellos. Tengo el convencimiento de que esta supuesta batalla cultural es la manera en la que da la batalla la derecha. Según la derecha todo está dominado por el marxismo cultural con la mano de Soros por detrás. Ellos dicen dar una batalla supuestamente ganada por el progresismo. Se nos atribuye una pelea que no nos consta haber librado y ganado nunca. Creo que esta batalla es un invento para tener un rival supuestamente poderoso para presentarse como alternativa, es un invento", sentencia.

Y sobre Twitch dice el humorista: "Con Twitch se puede ganar dinero. Han leído muy bien que el entretenimiento se dirige cada vez más a nichos. No necesitas ser masivo para ganar dinero"."Posiblemente lo que más me jode de la izquierda ahora es que nos manejemos con cuatro frases con las que nos reafirmamos muchísimo, que nos manejemos en nuestros propios ecosistemas y no veamos lo que tenemos enfrente. Me da la sensación de que ahora mismo no conocemos al adversario político.

Y prosigue: "Tenemos como las cuatro herramientas de siempre y es impreciso, no es lo que espero de la izquierda intelectual. Me gustaría que tratáramos un poco mejor a la gente, como adulta y que los grandes pensadores de la izquierda sean capaces de comunicarnos con algo que vaya más allá de cuatro consignas que no han funcionado. Lo que me está molestando es no tener herramientas para combatir a una derecha muy formada y preparada. Nos hemos instalado en la comodidad de tener la razón y de ser los grandes defensores de los derechos humanos, pero no saber como pelearlos", dice finalmente.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad