Hoy por HoyHoy por Hoy
Cine y TV
Luis Tosar

"Papá, el payaso es gilipollas": la hilarante anécdota de Luis Tosar en su último día como animador infantil

El actor habla en 'Hoy por Hoy' sobre su época como animador infantil

Madrid

A Luis Tosar le encanta hacer de malo. Así lo ha reconocido en numerosas entrevistas, donde asegura que le divierte mucho interpretar el rol del villano en las películas porque tiene más chicha. Sin embargo, sus inicios en el mundo de la interpretación distan mucho a lo que vemos hoy en televisión. Y es que, tal y como ha explicado durante una entrevista para el programa Hoy por Hoy, comenzó haciendo de payaso en fiestas infantiles.

El actor reconoce que era muy duro. De hecho, ha aprovechado la entrevista para dignificar la profesión y reconocer el trabajo de los animadores infantiles porque, bajo su punto de vista, tiene mucho mérito lo que hacen con los niños y niñas. Entre otras actuaciones que tuvo que llevar a cabo a lo largo de su trayectoria como clown, Luis Tosar se ha quedado con la última, donde le contrataron para cubrir una comunión.

La última función de Luis Tosar como payaso

Tosar recuerda perfectamente que aquella comunión se celebró en un club de campo de Ourense. Por norma general, el actor trabajaba con grupos de unos 20 niños que, tal y como le ha explicado a Àngels Barceló, ya eran muchos niños. Sin embargo, y dado que la comunión se celebraba en un salón colectivo en el que había niños y niñas de otras comuniones, acabó actuando frente a unos 60 niños y niñas: "Los padres les dejaron que fueran allí".

El actor de películas como Celda 211, en la que interpretó al preso Malamadre, ha reconocido que todo se comenzó a desmadrar en cuanto comenzó el número: "Me empezaron a robar las bolas de malabares y yo tenía que pararles manteniendo el personaje". Sin embargo, todo se torció cuando uno de los niños cargó contra él en medio de la actuación: "Hasta que ya uno dijo 'papá el payaso el gilipollas".

"Me vio borrándome la cara, mosqueando y con los niños gritando felices chao Lucas"

Después de que el niño le insultara, Luis Tosar reconoce que le agarró el brazo y que llegó a apretárselo. Sin embargo, asegura que en ese momento vio una luz que le dijo que esto podía acabar muy mal y que lo mejor sería marcharse de allí. Por esa misma razón, y a pesar de que apenas pasaron 15 minutos desde que empezó la función, le dijo al organizador que tenía que marcharse: "Hablé con el organizador y le dije que no podía explicárselo, pero que me tenía que ir".

Dado que no tenía coche, Luis Tosar salió corriendo hasta el aparcamiento donde le esperaba su amigo Jorge, quien le había llevado hasta el club de campo. Dado que su amigo pensaba que estaría fuera una hora, este se sorprendió al ver corriendo a su amigo hacia el coche: "Me vio borrándome la cara, mosqueando y con los niños gritando felices chao Lucas".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad