Sociedad

Cáritas La Rioja alerta del aumento de "la intensidad de la exclusión" tras dos años de pandemia

La organización social atendió a cerca de 3.300 familias en 2021, una cifra similar a la de 2019, pero sus necesidades económicas se dispararon un 61%

Fernando Beltrán, director de Cáritas La Rioja; Santos Montoya, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño; y María Morales de Setién, responsable de Comunicación Cristiana de Bienes de Cáritas La Rioja.

Logroño

El primer año de pandemia disparó todos los registros en Cáritas La Rioja: cerca de 5.500 personas atendidas, 11.000 beneficiarios y 636.000 euros en ayudas. Un año después, en 2021, se han recuperado los niveles previos a la pandemia, pero solo en cuanto a las personas atendidas y beneficiaras, 3.371 y 6.795, respectivamente, pero las necesidades económicas se han acrecentado notablemente. En concreto, han aumentado un 61% hasta alcanzar la cifra de 471.000 euros, lo que da una prueba de la delicada situación en la que se encuentran las personas que sufrían ya una situación de vulnerabilidad.

"La intensidad de la exclusión ha aumentado", asegura el presidente de Cáritas La Rioja, Fernando Beltrán. "Las necesidades económicas son mayores y exigen un mayor esfuerzo por parte de Cáritas", ha añadido, después de haber reducido en un 38 por ciento el número de personas atendidas, pero haber aumentado en un 61% la ayuda que precisan para cubrir sus necesidades básicas. "La realidad es que han empeorado las oportunidades sociales y laborales de familias, que ya estaban en exclusión social; se ratifica que en época de crisis los que más sufren son los que ya estaban sufriendo".

De esta forma, Beltrán ha resumido los datos recogidos en la memoria de Cáritas la Rioja correspondiente a 2021. A las graves consecuencias tras dos años de pandemia se suman ahora los efectos de la guerra en Ucrania, que han elevado los precios de la electricidad, el gas y de productos básicos de la alimentación. Una complicada coyuntura que afecta de manera especial a un colectivo: jóvenes, sin estudios y mujeres. "El 50% de las personas que atendemos son jóvenes de entre 25 y 44 años, sin apenas estudios, lo que dificulta su incorporación al mercado laboral, y, en su mayoría mujeres", añade Beltrán.

Ayudas económicas al alza

La cuantía total destinada a ayudas económicas ha descendido con respecto a 2020, el momento más duro del estado de alarma, pero sigue siendo un 61% más con respecto a 2019, antes de que comenzara la pandemia. La mayor parte de las aportaciones, el 59 %, se emplean en cubrir gastos relativos a la vivienda (148.392 al pago de alquileres y 39.575 euros a suministros).

Y los números revelan cómo las demandas se han incrementado en todos los casos. La partida para alquileres se ha duplicado en dos años, pasando de 63.191 euros en 2019 a 148.392 euros en 2021. La de suministros también sigue una estela parecida, de 28.169 euros a 39.575 euros. Y se aprecia con especial nitidez cómo las necesidades "esenciales" de alimentación, ropa y calzado se han multiplicado. En este caso se pasa de 16.172 euros a 70.783 euros.

Balance económico

En 2021 Cáritas La Rioja invirtió más de 1,5 millones de euros. La generosidad de los riojanos está detrás de estas cifras. De hecho, el 68% de los ingresos procede de los socios, colectas, donativos y herencias. Sin embargo, "la demanda de ayuda crece año a año" y "los ingresos actualmente no cubren los gastos", ha señalado María Morales, responsable del área de Comunicación Cristiana y Bienes. "Se amplía la brecha y la diferencia, debemos seguir ayudando, pero también necesitamos ser sostenibles. Por eso necesitamos el apoyo y el compromiso de la sociedad”, ha concluido su intervención.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad