Lunes, 28 de Septiembre de 2020

Otras localidades

FÚTBOL / BARCELONA

Laporta dice tener la "conciencia tranquila" el día que dimitieron Rosell, Bartomeu y Moix de la junta directiva del Barça

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, defendió este jueves su actuación al frente del club y apeló al funcionamiento democrático de la junta al referirse a las dimisiones de cuatro directivos (Sandro Rosell, Josep Maria Bartomeu, Jordi Moix y Jordi Monés), a los que acusó de actuación "desleal" y trasladó toda la responsabilidad de la crisis, ya que cree que habían formado un grupo que actúa "de forma coordinada" y por "intereses particulares" para "desestabilizar" el club.

Laporta negó las acusaciones de falta de independencia, transparencia y democracia de las últimas horas, así como que se haya desviado del proyecto original que ganó las elecciones para haber iniciado una etapa de una gestión más presidencialista, y dijo tener "la conciencia tranquila de haber hecho lo que he podido para armonizar las discrepancias existentes en la junta".

Aseguró tener también "capacidad de autocrítica de pensar que podía haber hecho algo más", aunque cree que los dimisionarios debían marcharse "por dignidad" al no estar de acuerdo con la junta, de la que aseguró mantiene el "espíritu original y es fiel al lema electoral 'Primero el Barça'. En su opinión, "el círculo virtuoso funciona, con la Liga se ha recuperado el prestigio deportivo, somos un club de referencia, en la línea de sanearse económicamente y hemos recuperado la ilusión".

"Tú y yo gobernamos el club"

Laporta dijo que "todas las dimisiones duelen, sobre todo a nivel personal, pero creo que es lo mejor para poder gobernar con tranquilidad porque la situación se había vuelto insostenible", y pasó al ataque a medida que avanzaba la rueda de prensa, principalmente al referirse al vicepresidente deportivo, Sandro Rosell, al que agradeció "las cosas que ha hecho de buena fe" para el Barcelona, para luego desvelar que en varias ocasiones le dijo: "Tú y yo gobernamos el club". "Y eso, añadió, es una falta de respeto para la junta".

El presidente mantuvo que su apuesta es que la junta sea el órgano de gobierno del club y apeló a su funcionamiento democrático. "Hay que saber trabajar en equipo y olvidarse de personalismos", aseguró después Laporta, que dijo haber advertido a Rosell en varias ocasiones que "le están instrumentalizando para dividirnos" y achacó esos movimientos a "la gente que no ha digerido" su triunfo electoral.

Laporta atribuyó las "divergencias" a un debate sobre el "modelo de gobierno de club y el proyecto deportivo". Respecto al segundo, denunció el "enfrentamiento encubierto" de Rosell con el secretario técnico Txiki Begiristain y el entrenador Frank Rijkaard. "Ha sido una constante desde hace tiempo. Yo he intentado equilibrios permanentes, pero se ha estirado tanto la cuerda que ya no había marcha atrás", expuso.

En esta línea, aseguró que era "vox populi" que Rosell "no compartía el proyecto de Begiristain y Rijkaard" y que hizo un "ejercicio de victimismo" al decir que los técnicos le habían "saltado" en la toma de decisiones. Asimismo, se mostró comprensivo con Rijkaard por haber dicho que Rosell le quiso echar en dos ocasiones y respaldó al entrenador holandés, dado que "llevaba mucho tiempo aguantando", aunque hubiera preferido que no manifestara públicamente su malestar.

Niega la influencia de Cruyff y un pacto para no levantar alformbras

Defendió a Txiki Begiristain como máximo responsable en materia de fichajes y avanzó la posible desaparición de la figura del vicepresidente deportivo. Laporta reiteró además que la junta actúa con "independencia", al ser cuestionado por el papel que ejerce su amigo el ex jugador y ex entrenador barcelonista Johan Cruyff.

Afirmó que "no es cierto que haya influencias externas, pero ya se ha instalado ya esta 'cantinela' con unas determinadas intenciones". "La junta es independiente y decide libremente, aunque tenemos en cuenta las opiniones de personas que consideramos pueden ser positivas", dijo, antes de reconocer que Cruyff recomendó la apuesta por Begiristain y Rijkaard y que se ha demostrado que ha sido "acertada".

Finalmente, el presidente del Barcelona comentó que no cree haber cambiado como persona, ya que así se lo dicen sus amigos, y aprovechó para decir que "el que ha cambiado es el Barcelona con una nueva forma de gobernar y un nuevo estilo de gestión". Además, negó que la junta alcanzase un pacto con el ex presidente Joan Gaspart para "no levantar las alfombras" sobre las posibles irregularidades en la gestión de las anteriores directivas.

Rosell se va "sin rencor"

El vicepresidente deportivo del FC Barcelona, Sandro Rosell, afirmó que se va "sin rencor", tras presentar esta mañana su dimisión en compañía del directivo Josep María Bartomeu, ex responsable de las secciones del club azulgrana. "Mi dimisión no debe ser aprovechada como argumento para criticar a nuestra generación. Si me voy, el presidente estará más relajado. No quiero perjudicarle, pero sé cómo es y con mi marcha le estoy ayudando", aseguró. El directivo Jordi Moix presentó por la tarde su renuncia a seguir con Laporta.

Sandro Rosell: "Cruyff, por el bien de todos, apártate y deja a Jan que se relaje"

Rosell: "Laporta me ha decepcionado. Es importante que resuelva su conflicto consigo mismo"

Josep Mª Bartomeu y Jordi Moix explican sus razones para dimitir como directivos del Barça

El debate de los jueves: ¿quién os parece más fiable: Laporta o Rosell?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?