Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 23 de Julio de 2019

Otras localidades

La Audiencia comienza hoy a investigar el genocidio en el Tíbet

El juez Ismael Moreno interroga a un exiliado

La Audiencia Nacional comenzará hoy a practicar diligencias sobre el presunto genocidio cometido por las autoridades chinas en el Tíbet, con el interrogatorio de Thubten Wangchen, ciudadano español de origen tibetano personado en la causa como acusación particular, quien tuvo que exiliarse a Nepal, India y España, informaron la Fundación Casa del Tíbet y el Comité de Apoyo al Tíbet.

Además de esta medida, el juez Central de Instrucción número 2, Ismael Moreno, ha librado comisión rogatoria internacional a Reino Unido y Canadá con el fin de interrogar a otros testigos y víctimas del supuesto genocidio, en el que se calcula que más de un millón de tibetanos fueron asesinados o murieron a manos de oficiales chinos y más del 90 por ciento de las instituciones religiosas y culturales fueron destruidas.

De acuerdo con la petición del fiscal, el magistrado ha solicitado también al Ministerio de Asuntos Exteriores que informe sobre los documentos y resoluciones de Naciones Unidas relativas al caso del Tíbet y sobre los cargos desempeñados por los denunciados, así como sobre cualquier información de la que disponga relativa a las víctimas del Tíbet.

Thubten Wangchen, director de la Fundación Casa del Tíbet que comparecerá mañana en la Audiencia Nacional, expondrá ante el magistrado sus experiencias desde los comienzos de la ocupación china del Tíbet. En una nota de prensa, la fundación asegura que cuando era niño, su madre embarazada fue secuestrada por las autoridades chinas, junto con otras mujeres de su aldea, y desapareció.

Amenazado de muerte por llevar una foto de Dalai Lama

"Ante la inminente amenaza a la vida de toda su familia", prosigue, tuvo que exiliarse en Nepal, donde se vio forzado a mendigar, y más tarde en la India donde se educó como monje tibetano. Desde principios de los años 80, empezó a residir en España trabajando como traductor y guía turístico.

En una de sus visitas a su tierra natal, añade la fundación, fue detenido y amenazado de muerte por llevar consigo una fotografía del Dalai Lama, aunque finalmente pudo escapar aduciendo que venía con una delegación diplomática, y que si le condenaban, supondría un "gravísimo escándalo diplomático". Poco después, la televisión china le responsabilizaba de instigar manifestaciones "separatistas y contrarrevolucionarias" en el Tíbet.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?