Martes, 09 de Marzo de 2021

Otras localidades

Entrevista:ALBERTO MAZAGATOS - Director general de Cisco España

“Si ayudamos a la gente a colaborar tendremos un buen negocio”

La compañía tecnológica entrega esta tarde a Red.es “el ‘router’ más potente del mundo

La red está cambiando, y con ella todas las empresas que hacen negocios en Internet, como Cisco, que desde su nacimiento ha pasado de ser proveedor de infraestructuras básicas para grandes empresas a proporcionar en la actualidad todo tipo de servicios. El director general de la compañía en España, Alberto Mazagatos, tiene claro que el papel de su compañía debe ser, en la gran empresa y con el usuario doméstico, el de facilitar la colaboración de las personas, pues un individuo conectado “aporta más valor a la red que cualquier máquina que se conecte a ella”.

Pero para conectar a las personas hacen falta dispositivos y tecnologías de red, un mercado en el que Cisco ocupa un lugar destacado desde hace años. “Somos la mayor compañía de comunicaciones del mundo, por facturación y por beneficios”, afirma Mazagatos, director general de una compañía que desde su nacimiento ha diversificado sus líneas de productos, teniendo clientes entre usuarios residenciales, grandes empresas e instituciones oficiales. De hecho, esta tarde Cisco hará entrega a Red.es ?organismo dependiente del ministerio de industria- del router “más potente del mundo”, al que Mazagatos se refirió durante una entrevista realizada a principios de diciembre. Ese dispositivo, el CRS-1 “es dos órdenes de magnitud más grande que el anterior y cientos de veces más potente, con 92 terabytes de capacidad. Es más escalable, más modular, y te permite dar el salto hacia una Internet con mucho más tráfico. “El modelo anterior, el GSR llegó hace unos cinco años y entonces esperábamos vender 50, pero se han vendido miles en todo el mundo, y pensamos que con el CRS pasará lo mismo”.

PREGUNTA. ¿Está cambiando realmente Internet? ¿Afecta a una empresa como Cisco la llamada Web 2.0?

RESPUESTA. El gran paso es que los individuos pasan a ser los protagonistas, pues en estos momentos aportan más a la red que lo que ésta les aporta a ellos. Además, con la web 2.0 se personaliza la interacción y se produce un proceso de desintermediación. Lo importante es dar herramientas que faciliten la colaboración. Nosotros en Cisco tenemos un procedimiento interno para la consolidación de tecnologías emergentes por el que cada uno de nosotros puede aportar ideas sobre los productos a través de una web en la que todas las opiniones y conocimientos se ponen en común. No se si algo similar acabará pasando en el Real Madrid [empresa para la que Cisco ha realizado una digitalización total de servicios y procedimientos], pero en general es una tendencia imparable, no me cabe duda de que acabará llegando por ejemplo al funcionamiento de los partidos políticos. Desde Cisco pensamos que si contribuimos a ello tendremos un buen negocio, no hay nada más potente que favorecer que haya una buena colaboración entre seres humanos. Es lo que hacemos en la gestión de contenidos multimedia, en la telepresencia, que yo creo que tendremos en nuestra casa en menos de tres años.

P. Al principio Cisco se dedicaba sólo a las grandes empresas, pero ahora su actividad se ha diversificado. ¿Obliga esto a un cambio de mentalidad?

R. Cisco nace para suministrar redes a empresas, pero después pasa a dar servicio a operadores, desde hace ya años hacemos oferta a la pequeña empresa, y desde hace dos años estamos en el mercado residencial. Eso hace posible que podamos dar soluciones, tener una visión bastante clara, de extremo a extremo, de procesos como la seguridad, o la generación, distribución, optimización y almacenamiento de contenidos de vídeo. Pero seguimos dirigiéndonos al cliente de siempre, seguimos vendiendo centros de datos y eso no lo puede hacer cualquiera porque es probablemente la venta más técnica que hayamos hecho nunca. En el otro extremo, trabajamos también con el cliente particular, que ahora se está convirtiendo en fabricante del contenido, por lo que precisa de sistemas que, a un coste no muy alto, permiten a pequeñas productoras publicar sus vídeos.

P. ¿Cree que el crecimiento que están experimentando los negocios de Internet tiene base, o veremos otra burbuja especulativa?

R. Creemos sinceramente que sí va a haber una reactivación del sector tecnológico alrededor de la Web 2.0. Hay cambios de comportamiento que no se pueden ignorar, los consumidores están cambiando su manera de actuar, es algo que está ocurriendo y todas las empresas que viven de servirles van a tener que adaptarse a ello. Una sociedad es más productiva y eficaz cuanto más colabora entre sus propios miembros y más se aprovecha de lo que otras le dan. El bienestar ha surgido alrededor de los intercambios y del acceso a la información, a las sociedades que peor les va son las que están menos conectadas. Esto es imparable, no veo límites, colaborar sigue siendo útil. Sobre lo que pasó hace seis años, podemos decir que la desaparición de algunas empresas tuvo al menos el valor de la prueba y error. Hay quien dice que la mejor manera de alcanzar el éxito es visualizarte en él, pero yo recomendaría a quien quiera alcanzar el éxito que se imagine como saldrá del fracaso, porque conozco pocos empresarios o tecnologías que hayan triunfado a la primera.

P. Las operadoras de telecomunicaciones dicen que con este desarrollo los proveedores de contenidos y servicios ganan mucho y ellas muy poco, y algunas se plantean cobrar más a quienes más tráfico generan. Frente a ello, hay quien reivindica la neutralidad de la red y dicen que no sería efectiva una Internet de varias velocidades.

R. Ese es uno de los temas más interesantes de la actualidad, pues entre operadoras y proveedores de servicios hay una simbiosis que hay que mantener equilibrada. Para los operadores es muy importante que haya contenidos y aplicaciones que demanden de sus servicios, y para estos que la red funcione. Creo que debemos sacar una lección de lo que sucedió en California con el apagón de 2003 por culpa de un marco competitivo hacía imposible que las compañías eléctricas consiguieran dinero para reinvertirlo en la red. Y al final esta se hundió, colapsó, es algo de lo que tenemos que aprender. No se le puede pedir a los operadores que sigan invirtiendo sin fin en una red en la que los modelos de negocio no se soportan. Como todos los capitales se vayan a uno de los extremos se acabará la inversión en la red, no estamos en el punto que alcanzó la red eléctrica, pero puede suceder, sería bueno buscar un equilibrio.

P. Uno de los problemas que más preocupa en la red, tanto a empresas como a particulares, es el aumento del spam. ¿Cómo combatirlo?

R. Una visión de extremo a extremo es la adecuada, si el router que tenemos en casa es parte de una red que aprende por si sola patrones de tráfico gracias a una inteligencia artificial, podrá parar el spam en el origen, en el ordenador del usuario que ha sido tomado por el spammer para enviar sus mensajes. Si el roouter es un elemento aislado, todo su ramal de red se verá afectado.

P. Cisco ha apostado fuerte por la telefonía a través de Internet, ¿creen que la tradicional morirá a corto plazo?

R. Nosotros no buscamos con nuestros productos que hagas las llamadas como antes, sino que sean mejores, que sean más interactivas, enlazadas con el vídeo, que te permitan hacer cosas que antes no hacías, gracias a las comunicaciones unificadas. En los dos últimos años estas tecnologías han crecido en torno al 100% y donde tenemos un mayor control es en el mercado corporativo. A nivel mundial algunos estudios nos sitúan en el número uno de telefonía general en Europa, y no somos los únicos a los que les está yendo bien en este campo. Le pasa lo mismo a otros que también han apostado por esta tecnología, pero nosotros lo hicimos antes y por eso estamos ahí arriba.

P. Hay quien estos días pide más relevancia para el español en la red, ¿cree que veremos un dominio España.com? ¿Es posible la internacionalización de las direcciones, la inclusión de caracteres no anglosajones?

R. A mi me encantaría ver un España.com, y creo que no existe ningún obstáculo técnico o político para ello más que el de la dificultad de llegar a acuerdos, de alcanzar una estandarización. La tecnología se va a hacer más cosmopolita, pero desde un punto de vista personal he de decirle que creo que una de las tendencias de la red, la colaboración, apunta a estándares que afectan también a las lenguas, a las formas de comunicación. En inglés encuentras más valor en la red que en otros idiomas. Podemos en todo caso evolucionar en el campo de los traductores online, con mejores algoritmos y capacidad de computación podríamos llegar a tener dentro de 15 años una red en la que elijas en qué idioma quieres recibir el contenido, independientemente de la lengua en que éstos se hayan producido.

P. Su compañía ha recibido muchas críticas por vender a China dispositivos utilizados para la censura de Internet. ¿Cuál es la posición de Cisco?

R. Las críticas me llaman mucho la atención, porque creo que no tenemos mucho que decir en este tema, el tema de la censura es algo que debe preocupar más a los fabricantes de contenidos o de funcionalidades, no es algo que entre dentro de nuestro rol. Pensamos que el dueño de nuestros equipamientos es quien debe decidir cómo la usa. Si uno de ellos toma la decisión, libremente u obligado por su contexto político, de utilizar la infraestructura para ese fin no es problema nuestro. Es como si una empresa que tiene equipos nuestros decide dar acceso a unos contenidos a unos empleados y a otros no. El filtrado de tráfico es muy importante en empresa y nosotros les damos ese producto con esa característica, puedes utilizarlo para proteger las operaciones en tus tiendas, para evitar ataques de denegación de servicio o para censurar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?