Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

España vence a Grecia (76-58) en el primer partido del grupo E en la segunda fase del Eurobasket

Gasol, pieza clave en la victoria de la selección española /

La selección española de baloncesto inició la segunda fase del Eurobasket con una rotunda victoria sobre la de Grecia (76-58), con la participación incluida de Juan Carlos Navarro, que se había perdido por lesión los tres primeros partidos de la competición.

El desliz ante Croacia ha reactivado al máximo los cinco sentidos de los campeones del mundo. La Grecia de este Europeo dista bastante de la que disputó la final mundialista. El equipo es idéntico salvo por la ausencia del alero del Dinamo de Moscú Antonis Fotsis, pero su estado de forma hace un año era mejor.

El cinco de ''Pepu'' empezaba a sentirse cómodo consigo mismo. La vuelta de Juan Carlos Navarro, ausente por lesión toda la primera parte, y el ingresó en pista de Jorge Garbajosa, recibido con una cerrada ovación, terminaron de destapar la circulación de ataque.

Navarro anotó un triple nada más entrar, por si se le había olvidado. Si él lo pasa bien, España disfruta. Y España ha sabido sacar conclusiones de la derrota frente a Croacia. Le picaba el orgullo y nada mejor que sacarse la espina ante el rival que defiende título en el Europeo y que luce la plata mundial.

Diferencia al primer cuarto

Ocho puntos marcaban la diferencia al final del primer cuarto (23-15). Sin excesos anotadores, pero con criterio para buscar buenas opciones y un grado de acierto razonable, la selección tomó posesión del juego.

Los griegos necesitaban encontrar la forma de romper el entramado defensivo español o corrían el riesgo de encajar otro repaso como el de Tokio en la final del Mundial 2006. Pero lo que se encontró al regresar a la pista fue una perdida de balón seguida de contragolpe, la correspondiente canasta -a cargo de Navarro-, y otra pérdida coronada con un ''alley-hoop'' de Pau Gasol.

Para acabar, Alex Mumbrú engatilló un triple frontal. La bocina del descanso cortó la tormenta sobre la canasta helena. El equipo de Giannakis entró grogui al vestuario(45-24). Le sonó a música celestial.

Triunfo vital

Diecisiete cifraban la distancia entre los reyes del mundo y de Europa en espera del último periodo (56-39). Difícil, pero no imposible para los helenos. Menos imposible aún si al mando de las operaciones se encuentra Theo Papalukas. Es decir, que los chicos de ''Pepu'' aún debían certificar su buen partido antes de levantar los brazos al cielo.

El repunte griego estaba cantado. A nadie podía coger desprevenido. Y a nadie pilló por sorpresa. España tenía claro que aún debía esforzarse en defensa para conjurar la magia de Papalukas, que obra milagros en auténticos desiertos, y amarrar un triunfo vital porque ahora, a falta de jugar contra Rusia y de que los rusos jueguen contra Croacia, vuelve a tener opciones de ser primera de grupo.

Entrevista en 'El Larguero' a Felipe Reyes

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?