Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Los acuerdos de Annapolis dejan una sensación de 'déjà vu' entre los palestinos

Manifestaciones multitudinarias en Cisjordania critican la escasa concreción del pacto entre Olmert y Abás

Manifestación en Cisjordania contra los acuerdos de Annapolis entre Israel y la ANP /

El acuerdo de seguir negociando que alcanzaron ayer el presidente de Israel, Ehud Olmert, y el palestino Mahmud Abás, en la cumbre de Annapolis (Estados Unidos) se vive en los territorios ocupados con una sensación de déjà vu, de haber estado ya en esta misma situación hace dieciséis años en el que comenzó el proceso de paz. La mayoría de los palestinos consideran que en Annapolis no ha habido "sustancia", "ni detalle", el lenguaje utilizado sigue siendo "ambiguo" y las resoluciones de la ONU "han sido totalmente olvidadas". Además, no se fija ningún tipo de sanción si no se cumple el compromiso de crear un Estado palestino para finales de 2008, según informa Mónica Leiva, corresponsal en Oriente Próximo.

Segunda jornada de la cumbre sobre Oriente Próximo que ayer cerró un principio de acuerdo para la creación de un Estado palestino en 2008. La satisfacción era evidente en el rostro de los tres promotores, sobre todo en el caso de George W. Bush, que trata de lavar su mala imagen por el fracaso y los efectos colaterales de la guerra de Irak. Pero sobre el terreno, el acuerdo no consigue muchos apoyos. En las últimas horas se han celebrado varias manifestaciones en Cisjordania y Gaza, en las que ha muerto un manifestante.

A este fallecido hay que sumar unas cuatrocientas detenciones y 60 ingresos hospitalarios como balance de las multitudinarias manifestaciones que se celebraron en la franja de Cisjordania. Con brutalidad, las fuerzas de seguridad, leales a Mahmud Abás, dispersaron a los manifestantes con bates, gases lacrimógenos, cañones de agua e incluso armas de fuego.

Y es que para la mayoría de los palestinos, y gran parte del mundo árabe, la sensación de haber estado ya en esta situación, con promesas de creación de un Estado palestino, se vienen viviendo desde hace dieciséis años -cuando se inició los acuerdos de paz en Madrid-. Para los árabes es intolerable que los mediadores occidentales sigan equiparando la necesidad de seguridad del Estado de Israel a los derechos humanos y civiles de millones de palestinos sin Estado que esparan que, algún día, se cumplan los compromisos internacionales.

Tanto Hamás (islamistas) como Al Fatá (laicos) se han mostrado escépticas ante la conferencia patrocinada por Bush. El depuesto primer ministro palestino y presidente del Gobierno formado por Hamás en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, declaró, ante las decenas de miles de personas que se manifestaban en la ciudad de Gaza contra Annapolis, que la cumbre estaba "condenada al fracaso". En el mismo sentido se expresó, el portavoz de Hamás, Fawzi Barhoum, que rechazó el discurso de Abbas por considerar que el dirigente palestino "no tiene un mandato para discutir, acordar o borrar cualquier palabra" relativa a los derechos de los palestinos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?