Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El gobernador de Nueva York, involucrado en un escándalo de prostitución

Eliot Spitzer no reconoce su participación en el caso, pero pide disculpas a su familia y a los neoyorquinos

El gobernador de Nueva York, Eliot Spitzer, ha sido identificado en una grabación federal haciendo arreglos para encontrarse con una prostituta de alto nivel en un hotel en Washington el mes pasado, revela hoy el diario The New York Times, que cita a una fuente involucrada en la investigación federal.

Una declaración jurada en la investigación federal sobre una red de prostitución ha desvelado que una grabación captó a un hombre identificado como 'Cliente 9' en una llamada telefónica que confirmaba los planes para hacer que una mujer viajase de Nueva York a Washington, donde él tenía reservado una habitación de hotel. La persona informante en el caso identificó a Spitzer como el 'Cliente 9'.

El gobernador ha ofrecido hoy una breve aparición pública ante la prensa en la cual se disculpó por su comportamiento, que describió como "un asunto privado".

"He actuado de una forma que viola mi obligación hacia mi familia y viola mi sentido, así como cualquier sentido, de lo correcto o lo incorrecto", ha dicho Spitzer, quien apareció acompañado de su esposa Silda, en su oficina de Manhattan.

"Pido disculpas en primer lugar, y el más importante, a mi familia. Pido disculpas al público a quien prometí hacerlo mejor. He decepcionado y fracasado en estar a la altura de los estándares que se esperaban de mí. Ahora debo dedicar algún tiempo a recuperar la confianza de mi familia", ha dicho Spitzer, quien se negó a contestar preguntas sobre el tema, así como de su futuro político.

El gobernador demócrata se enteró de que había sido implicado en la investigación sobre la red de prostitución cuando un funcionario federal contactó a su personal el viernes pasado, según la fuente citada por el NYT.

Durante su comparecencia ante la prensa, el gobernador, electo en 2006 y en funciones desde 2007, no ha mencionado la palabra 'prostitución'. Spitzer está casado y es padre de tres niños.

Las autoridades de Nueva York anunciaron el viernes pasado el desmantelamiento de una red de prostitución internacional que hacía pagar hasta 5.500 dólares (3.584 euros) por una hora de servicios. Cuatro personas permanecen detenidas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?