Lunes, 21 de Septiembre de 2020

Otras localidades

PANDEMIA EN MADRID PANDEMIA EN MADRID Sánchez llega a la Puerta del Sol de Madrid para reunirse con Ayuso

Algunos jugadores del Racing esperaron a Casquero para pegarle tras el partido

El futbolista del Getafe marcó con Garay lesionado en el suelo y quisieron 'vengarse'

Minuto 80 de partido. Tras un encuentro extraordinario, disputado de poder a poder por dos modestos que juegan como grandes, Garay cae lesionado al terreno de juego. Un feo giro de su rodilla hace alertarse rápidamente a Uche, que reclama con su brazo extendido que sus compañeros lancen el balón fuera. Sin embargo, Albín continúa la jugada y Casquero marca. Al final del choque, no fueron pocos los que intentaron cobrarle el tanto el centrocampista azulón.

Fueron diez minutos de tensión. El Getafe había sentenciado la eliminatoria con ese empate a uno, ya que el Racing jugaba con diez hombres por expulsión de Serrano. Las patadas se sucedían. Pero el partido no acabó con el pitido final. César Navas, que tuvo que retirarse unos minutos antes, también por lesión, era de los más calientes y esperaba a Casquero en la banda.

Casquero lo sabía y pasó los últimos minutos junto a la banda, a la espera de escuchar el pitido final para esprintar hacia la bocana de vestuarios. Según Muñiz Fernández dio por concluido el choque comenzó la tangana. Un buen número de policías y agentes de seguridad se apostaron a la entrada del túnel de vestuarios para evitar males mayores. Allí llegaron varios suplentes del Racing, entre ellos el mencionado César Navas. Casquero buscó llegar lo más rápido posible al túnel escoltado por alguno de los más veteranos, Belenguer o el Pato Abbondanzieri, no sin antes recibir algún golpe.

Al final, el asunto no pasó a mayores, pero todavía alguno de los más exaltados, como el racinguista Pedro Munitis, seguía pidiendo explicaciones y se encaró con Celestini, teniendo que mediar Cosmin Contra para pedir paz.

La afición, de diez

La hinchada cántabra dio la nota más positiva. Animó hasta el minuto noventa y no paró de entonar el himno oficioso del Racing, la fuente de Cacho. Con el final del partido, y pese a la eliminación, nadie abandonó el estadio y los futbolistas del Racing, con lágrimas en los ojos, tuvieron que volver al campo para saludar a sus incondicionales.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?