Lunes, 19 de Abril de 2021

Otras localidades

Francia propondrá un texto en la ONU para luchar contra la piratería marítima

Somalia pide a la comunidad internacional incrementar su ayuda

Francia propondrá "en cuestión de días" la adopción de un texto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas destinado a luchar contra la piratería marítima que contempla básicamente dos ideas, permitir la persecución de los piratas sin los límites que establecen las aguas territoriales en caso de flagrante delito y desarrollar patrullas marítimas internacionales en las zonas más peligrosas en las que operan los filibusteros.

"Nos gustaría proponer muy rápidamente, en cuestión de días, la adopción de un texto sobre la lucha contra la piratería", señalaron fuentes diplomáticas galas. En este momento, el departamento que dirige Bernard Kouchner, a petición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, estudia con sus socios la forma que podría adoptar el documento sobre el derecho de persecución de los piratas.

Ahora es imposible lanzar una operación contra la piratería más allá del límite de las aguas internacionales sin tener el consentimiento previo del país cuya jurisdicción se ve afectada, un hecho que, según las mismas fuentes, facilita la "impunidad" de los piratas que logran huir refugiándose en aguas territoriales nacionales.

Se busca, por tanto, lograr que Naciones Unidas apruebe un texto que sea "disuasorio" para la actividad de la piratería y transmita a los filibusteros la idea de que ya no estarán seguros cambiando de zona marítima.

La segunda idea que se planteará en la ONU es que los estados que tengan medios, como Francia, Reino Unido y otros, puedan presentarse voluntarios para participar en la organización de patrullas marítimas en las aguas donde los piratas se han multiplicado en los últimos años, como la zona entre Somalia y Yemen, el Golfo de Guinea y el Estrecho de Malaca, en Indonesia.

A raíz del caso de velero de lujo

Francia, que ha dado un nuevo impulso al combate contra la piratería tras el reciente secuestro en aguas somalíes del velero de lujo ''Ponant'', cree que contará con el apoyo de la mayoría de países miembros de Naciones Unidas en esta lucha.

"Nos enfrentamos a una verdadera amenaza de la seguridad marítima, hasta el punto de que, en el curso de los diez últimos años, han sido 3.200 los marineros que han sido secuestrados, de los cuales 150 resultaron heridos y 160 asesinados. Es un verdadero problema de seguridad internacional", declaró recientemente Jean-David Levitte, consejero diplomático del presidente Sarkozy.

Levitte puso de relieve que el fenómeno de la piratería "está en alza" con piratas cada vez más equipados, mejor organizados y que actuan a cientos de kilómetros de sus bases, con navíos-base sobre los que tienen lanchas rápidas, eficaces medios de comunicación e información precisa sobre los barcos presentes en la zona. De igual forma, apuntó que se calcula en 1.000 millones de dólares el sobrecoste en seguros que supone la piratería, además de la "amenaza diaria" de vidas humanas.

Petición en Somalia

Por su parte, el primer ministro somalí, Nur Hassan Hussein, pidió ayer incrementar la ayuda internacional para combatir la piratería tras haber elogiado la acción llevada a cabo por Francia contra los filibusteros que secuestraron el velero de lujo durante una semana.

"Las fuerzas francesas detuvieron a seis piratas somalíes y les llevaron a Francia para juzgarlos. Nos felicitamos de la acción francesa y el Gobierno somalí pide a la comunidad internacinal tomar medidas contra la piratería", según informa el diario galo ''Le Parisien''.

El pasado 4 de abril, el ''Ponant'', de pabellón francés, fue abordado en el Golfo de Adén por un grupo de piratas somalíes. El 11 de abril una operación de las fuerzas especiales galas logra la liberación de los treinta miembros de la tripulación tras una negociación entre los piratas y el armador, que paga un rescate de 2 millones de dólares.

Francia captura a seis de los asaltantes, que son posteriormente trasladados a París, donde están imputados de un delito de "detención y secuestro de personas como rehenes, para lograr un rescate, cometido por una banda organizada.

La operación francesa en aguas somalíes se llevó a cabo con la luz verde previa del Gobierno de transición de Somalia, quien asegura no tener los medios suficientes para luchar con eficacia contra los piratas que infestan sus aguas.

"Los asaltaron cenando, estaban desprevenidos"

"No hay ningún herido pero, por favor, no llamen"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?