Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Dios también creó a los marcianos

El astrónomo jefe del Vaticano asegura que creer en la existencia de vida en otros planetas es compatible con la fe católica porque no se puede "poner límites a la libertad creativa de Dios"

El astrónomo jefe del Vaticano, José Gabriel Funes, ha afirmado que creer en la existencia de vida inteligente en otros planetas es compatible con la fe católica. Funes ha argumentado que no es posible limitar la "libertad creativa de Dios" y, por eso, no descarta la existencia de un ''hermano extraterrestre'', que también formaría parte de la creación y que también fuese obra de un Dios todopoderoso.

Cuando se le ha preguntado si se refería a seres similares a los humanos o más evolucionados, él ha dicho: "Ciertamente, en un universo tan grande no puedes excluir esa hipótesis". En la entrevista, titulada El extraterrestre es mi hermano, ha manifestado que no veía un conflicto entre creer en la existencia de tales seres y la fe en Dios.

"Tal como hay una multiplicidad de criaturas en la Tierra, puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios", ha asegurado. "Esto no se opone a nuestra fe porque no podemos poner límites a la libertad creativa de Dios", ha afirmado. "¿Por qué no podemos hablar de un 'hermano extraterrestre'?', se ha preguntado para rápidamente contestar: "Seguiría siendo parte de la creación".

Funes, que dirige los observatorios que están ubicados al sur de Roma y en Arizona, ha planteado la posibilidad de que la raza humana pudiese ser la "oveja perdida" del universo. "Podría haber otros (seres) que permanecen en total amistad con su creador", ha defendido.

Observatorio del Vaticano

El Observatorio del Vaticano es uno de los institutos astronómicos más antiguos del mundo. Ya a fines del siglo XVIII, tres observatorios respaldados por el Vaticano estudiaban las estrellas desde Roma y en 1891 el Papa León XIII estableció formalmente el Observatorio del Vaticano dentro del Vaticano, detrás del domo se San Pedro.

En 1935, el crecimiento urbano de Roma hizo difícil la observación de las estrellas, así que Pío XI trasladó el observatorio al palacio de verano, al sur de la capital de Italia. Desde 1981, el principal lugar de observación ha sido el instituto de investigación del Vaticano en Tucson, Arizona.

El 'big bang' compatible con el credo

Funes, de nacionalidad argentina, considera como astrónomo que la explicación más probable sobre el inicio del universo era el "big bang", la teoría que señala que se expandió desde materia densa hace miles de millones de años.

Para él, esto no está en conflicto con la fe en Dios como creador. "Hay un sentido en la creación, no somos los hijos de un accidente", ha señalado. "Como un astrónomo, sigo creyendo que Dios es el creador del universo y que no somos el producto de algo casual, sino hijos de un buen creador que tiene un proyecto de amor en su mente para nosotros", ha concluido.

Milenio 3, 2ª Parte (11/05/2008)

Milenio 3, 1ª Parte (11/05/2008)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?