Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

España, tercer país de la UE donde es más difícil conciliar trabajo y familia

Según la CE sólo tienen más problemas portugueses y húngaros. Los principales obstáculos son el alto coste de la vivienda y de la educación infantil

Los españoles son, tras portugueses y húngaros, los europeos que más dificultades dicen tener para conciliar vida profesional y familiar, según datos publicados este viernes por la Comisión Europea. (CE)

Dos tercios de la población española considera "difícil" o "muy difícil" combinar trabajo y familia, frente al 32% que asegura no tener problemas.

En Portugal y Hungría, la proporción de personas que manifiestan dificultad se eleva alrededor de los tres cuartos y la que lo considera sencillo sólo alcanza el 24% y el 19%, respectivamente.

La tendencia es generalizada en toda la Unión Europea (UE), donde el 50% de los ciudadanos encuentra dificultades para lograr el equilibrio adecuado entre ambas facetas.

En el extremo contrario, se sitúan países como Finlandia: sólo un 20% de su población señala problemas, frente al 69% que lo considera "fácil" o "muy fácil".

Las mujeres entre 25 y 54 años son las que más se quejan de estas dificultades, un 55%; mientras que los hombres y los encuestados de edades inferiores y superiores sólo lo hacen en un 45%.

Cuatro de cada diez europeos que se declaran en una situación económica cómoda estiman difícil la conciliación, proporción que aumenta hasta los dos tercios en las clases más necesitadas.

En términos generales de satisfacción con la vida familiar, nueve de cada diez europeos dicen estar "muy satisfechos", media que mantiene España (51%).

Los más satisfechos de toda la UE son los daneses (75%), holandeses e irlandeses (ambos 71%) y los más descontentos los estonios, letones y portugueses (29%, 32% y 36%, respectivamente).

Los principales obstáculos para las familias son el alto coste de la vivienda y de la educación infantil, según el 39% y el 32%, respectivamente, de los encuestados.

En cuanto al apoyo público que reciben los hogares, la mayoría de los europeos se mostraron insatisfechos: sólo el 9% de los ciudadanos consideró aceptable las ayudas que reciben las familias y el 7% valoró positivamente las destinadas a personas que tienen mayores a su cargo.

La mejor fórmula para cuidar a los hijos, según el 41% de los encuestados, se produce en aquellos hogares en los que un padre trabaja la jornada completa y otro a tiempo parcial.

Sin embargo, un 25% considera más apropiado que uno de ellos permanezca en casa para cuidar de los hijos y el otro trabaje fuera del hogar, algo a lo que se oponen la mayoría de las mujeres entrevistadas, más a favor de que ambos trabajen como mínimo a tiempo parcial.

Siempre los abuelos

Los españoles estimaron en la misma proporción que la media europea (un 41%) que la mejor opción para el cuidado adecuado de los hijos es que un padre trabaje la jornada completa y el otro a tiempo parcial.

En relación al cuidado que no pueden ofrecer los padres, el 46% consideró que la mejor solución era la combinación de centros infantiles privados o públicos con el apoyo familiar de abuelos y otros allegados.

En Dinamarca (69%), Finlandia (57%) y Suecia (56%) el método más popular son los centros profesionales de cuidado a menores; mientras que en Holanda (49%) y Malta (50%) consideran más beneficioso para el niño si son los abuelos u otros familiares los que se hacen cargo cuando los padres no pueden.

En España, el 36% de los ciudadanos prefiere la combinación de ambos sistemas, el 37% el apoyo sólo profesional y el 28% el cuidado dentro del entorno familiar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?