Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Otras localidades

PRISA obtiene un resultado operativo de 938 millones de euros

Así consigue una mejora de 21,6% respecto del ejercicio anterior. El resultado neto ha sido de 83 millones de euros

El presidente del grupo, Ignacio Polanco, ha asegurado que "hemos sido de los pocos que han podido capear la crisis y presentar un resultado favorable". El Consejero Delegado, Juan Luis Cebrián, sostuvo que "PRISA afronta el desafío de un nuevo modelo de negocio coherente con la sociedad digital"

El grupo PRISA aprobó hoy en su Junta General de Accionistas las cuentas consolidadas y el balance correspondiente al ejercicio 2008, que arroja un resultado positivo con un EBITDA de 948 millones de euros (+21,6%). El presidente, Ignacio Polanco, transmitió a la Junta un mensaje de tranquilidad, y el consejero delegado, Juan Luis Cebrián anunció un cambio de modelo de los negocios del grupo basado en el desarrollo tecnológico.

La Junta aprobó que este año no se reparta dividendo con cargo a los resultados de 2008. De acuerdo a la política de reparto de dividendos, éste solo se volverá a producir cuando se estabilice la deuda consolidada en un nivel no superior a tres veces y media el EBITDA generado.

Ignacio Polanco, tras destacar el entorno de crisis económica general y global que nos afecta a todos, expresó su satisfacción por el resultado económico positivo que arrojó el Grupo durante el ejercicio 2008. "La suma de las actividades de las diferentes empresas ha generado un beneficio de 83 millones de euros. En un contexto empresarial convulso, con unos descensos muy acusados en la facturación publicitaria de algunas actividades, nuestro mix de ingresos se ha demostrado positivo".

El presidente resaltó el acierto de los cambios en la configuración de la Comisión Ejecutiva y de las demás Comisiones del Consejo, anunciados en la Junta General Extraordinaria, que han ganado en dinamismo y operatividad.

Polanco, anunció una serie de reformas estructurales en el Reglamento del Consejo de Administración, que contribuirán a sentar las bases de una nueva percepción del gobierno corporativo de la sociedad. El Consejo de Administración ha aprobado esta mañana una modificación que consiste en establecer un límite de edad de 75 años para la participación en los órganos de gobierno de la compañía. De este modo, han formalizado su dimisión como consejeros Jesús de la Serna y Juan Salvat. Así mismo, Francisco Pérez González y Manuel Varela dejan el consejo dado que caducó su nombramiento el pasado 15 de abril y no se propondrá su reelección. Por otra parte, el presidente ha propuesto crear la figura de Consejero de Honor y designar, como tal, a Francisco Pérez González, que asistirá a las reuniones del Consejo, con voz pero sin voto.

El presidente anunció también la modificación del régimen retributivo del Consejo de Administración, proponiendo sustituir el sistema basado en la obtención de beneficios y el reparto de dividendos por una asignación fija anual a sus miembros, que será determinada por la Junta. El Consejo presentó una propuesta de reducción del 10% en su retribución con respecto al 2007. Polanco anunció también que el Consejo de Administración no percibirá remuneración por el ejercicio 2008".

Juan Luis Cebrián, consejero delegado y presidente de la Comisión Ejecutiva del Consejo, hizo balance de las actuaciones emprendidas a comienzos de año. Puso énfasis en el hecho de que "atravesamos una situación difícil, pero no es ni desesperada ni caótica ni amenaza a la continuidad del grupo". Cebrián afirmó que "Prisa tiene un gran presente y un mejor futuro. Es un grupo, además, irrepetible en el corto y medio plazo, poseedor de un patrimonio inmenso en lo que es propio de su actividad: la información, la cultura, la educación y el entretenimiento".

Cebrián destacó que "el pasado mes de mayo PRISA firmó con las instituciones financieras una extensión del crédito puente por valor de 1.835 millones de euros, hasta el 31 de marzo de 2010". En la misma extensión se contempla una reestructuración de la deuda total de la compañía, que ya se ha comenzado a negociar y cuya nueva estructura quedará establecida antes del final de este año. Resaltó, además, que "ahora el Grupo dispone del tiempo necesario para poder adoptar las medidas de reducción de deuda y reestructuración de la misma y regresar, en un plazo relativamente corto, a la normalidad".

En referencia al comportamiento de las empresas del Grupo, destacó su solidez y señaló que "prácticamente todos los negocios de PRISA arrojan márgenes positivos, y gracias a ellos, y a la gran diversidad de territorios en que operamos, somos líderes en la mayoría de nuestras actividades". La singular composición de los ingresos del Grupo, en los que menos de un 28 por ciento proceden de la publicidad, y en torno a un 19 por ciento de mercados internacionales, permite a PRISA encarar los difíciles momentos que atraviesa con mayor solvencia y capacidad que cualquiera de sus competidores.

Sobre el impacto de la crisis financiera en los negocios de PRISA, Cebrián indicó que los ingresos cayeron en noviembre y diciembre de 2008 una media de casi un 10%, pero a fecha de hoy la empresa mantiene el reto de obtener un EBITDA cercano al recurrente del 2008. Estas previsiones se fundan, entre otras cosas, en la implementación de los rigurosos planes de austeridad y control de gasto que se vienen aplicando desde comienzos de año, y en el buen comportamiento de algunas actividades, como la producción audiovisual, las operaciones digitales, la radio internacional, y más que nada, el espectacular recorrido de Santillana, "capaz de crecer en dos dígitos en medio de la tormenta". La educación es por naturaleza -dijo- un negocio anti cíclico y Santillana uno de los activos más significativos y codiciados de cuantos posee el Grupo.

La compañía ha emprendido diferentes acciones de control de gastos, mejora de productividad, reagrupaciones de negocios y cambio de tecnología. Esto supondrá un ahorro de al menos el 12% con respecto a las cifras del año pasado, y se van a implementar nuevas medidas que mejoren la eficiencia operativa, que se añaden a las ya anunciadas en diciembre pasado, como la congelación de salarios por encima de los 80.000¤. En ese sentido, va a proponer la reducción del 8% del salario a los ejecutivos cuyo sueldo bruto anual sea superior a los 100.000¤. Respecto a los trabajadores incluidos en convenio, se negociará con los sindicatos una propuesta de disminución salarial de ese mismo porte a cambio de reducciones de jornada.

Cebrián señaló que "los objetivos inmediatos de la empresa son la reducción de la deuda que soporta, el reforzamiento de la estructura de capital y la mejora de las operaciones, con particular énfasis en la generación de caja, procurando mantener el actual perímetro de consolidación y defendiendo, en cuanto sea posible, la estabilidad en el empleo". Destacó también que toda la política del Grupo se centra en potenciar los contenidos con el objetivo de distribuirlos en plataformas globales que se pueden compartir con otros operadores. Pero insistió en que no se desprenderán de ningún activo de la compañía a precios que destruyan valor para los accionistas.

Cebrián destacó que PRISA tiene ante sí un desafío que concierne al desarrollo de un nuevo modelo de negocio, ya que todas las actividades del Grupo van a verse impactadas de manera muy rápida y profunda por la sociedad digital. "Se trata de una oportunidad de ampliar mercados, incrementar eficiencia, mejorar productos y crecer en rentabilidad. Desde la tecnología, con la tecnología y gracias a la tecnología, pretendemos transformar los modelos de negocio e impulsar el verdadero cambio cultural que nuestra empresa necesita, tanto en el ámbito de los órganos de gobierno de la compañía como en el de la gestión". Añadió que esto supone la búsqueda de socios que aporten conocimiento y futuro, garantizando así el desarrollo de PRISA en los mercados globales de la cultura, la información, la educación y el entretenimiento en castellano y portugués.

En el cambio tecnológico, afirmó, se encuentra la respuesta a los interrogantes sobre el porvenir de los periódicos. "Yo estoy convencido de que EL PAÍS seguirá siendo, durante la próxima década, un diario de referencia esencial para la comprensión de la sociedad a la que se dirige, y para la formación de la opinión pública".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?