Lunes, 30 de Enero de 2023

Otras localidades

SE ROMPEN LAS NEGOCIACIONES

Los trabajadores de Spanair harán huelga los lunes y viernes de agosto

Los trabajadores deben comunicar a la empresa en el plazo de un mes si deciden trasladarse a Barcelona o rescindir su contrato

La dirección de Spanair y el Comité de Empresa han roto este miércoles las negociaciones después de que el director general de Recursos Humanos, Héctor Sandoval, rechazara aplazar por un plazo de seis meses los traslados de 480 trabajadores de la aerolínea en Palma a Barcelona.

Ante esta situación "inasumible" para los sindicatos, el responsable de UGT de Transporte aéreo, Lorenzo Dolç, ha anunciado que los trabajadores de servicios generales de Palma iniciarán el próximo 7 de agosto una huelga indefinida todos los lunes y viernes de ese mes, que se prolongará durante las 24 horas.

Por otro lado, los trabajadores presentarán en los próximos días un escrito ante la Dirección General de Trabajo del Ministerio solicitando que obligue a Spanair a aplazar durante un plazo de medio año los traslados que la aerolínea pretende iniciar a partir del 15 de septiembre. La consellera de Trabajo y Formación del Govern, Joana Barceló, remarcó que va a elaborar otro informe apoyando esta solicitud de los trabajadores y que también la remitirá al Ministerio.

Así, durante la reunión celebrada esta tarde, Barcelóha presentadoun documento a la aerolínea en el que le pedía que aplazase los traslados y que en caso contrario, los trabajadores que decidieran rescindir los contratos al negarse a trasladarse a Barcelona obtuviesen las mismas condiciones económicas que se acordaran en el caso de que la aerolínea planteara un ERE a los trabajadores en los próximos meses. Precisamente, este segundo punto es el único que ha sido aceptado por Sandoval, quien se ha comprometido a estudiar su viabilidad, según informó el director de Relaciones Externas de Spanair, Jordi Juan.

La responsable de CCOO del Sector Aéreo, Carmen Díaz de la Jara, ha señalado que el hecho de que sólo haya aceptado este segundo punto de la propuesta de Barceló y haya rechazado el aplazamiento de los traslados supone una "tomadura de pelo", por lo que dijo que, a partir de ahora, los sindicatos se van a centrar en trabajar por la huelga "y el conflicto". Para ello,ha anunciado que este viernes se celebrará una asamblea de los trabajadores en la que se les informará que "no ha habido posibilidades" de alcanzar un acuerdo" con la dirección de Spanair.

Por su parte, Juan, ha acusado a los sindicatos de "romper las negociaciones", a pesar de que la empresa se ha comprometido a estudiar la posibilidad de aplicarles las mismas condiciones económicas que se acuerden en un futuro ERE para aquellos trabajadores que se nieguen a trasladarse a Barcelona a quienes la aerolínea ofrece una indemnización de 20 días por año trabajado con un límite de 12 mensualidades, "tal como marca la ley", frente a los 45 días que reivindica el Comité de Empresa y los 35 días acordados en el anterior ERE.

Al finalizar el encuentro, Barceló ha expresado de nuevo su respaldo a los trabajadores, para quienes, según subrayó, se deben acordar unas condiciones económicas "justas y dignas", para lo cual consideró necesario que se mantenga un "espacio de concertación y de negociación", con el fin de resolver el actual conflicto. Además, remarcó que las condiciones que se negocien para los trabajadores de Palma "no deben ser diferentes" a las que Spanair acuerde con otros colectivos de la aerolínea.

Díaz de Jara criticó que durante la reunión, que se prolongó durante más de dos horas, Sandoval "no ha contestado a la pregunta de Barceló sobre cuántas personas de los Servicios Generales de Palma necesita Spanair en Barcelona" y, por otro lado, insistió en que, a partir de ahora, será el comité de huelga el que negocie con la aerolínea, con el asesoramiento de UGT y CCOO.

"Se están riendo de los trabajadores"

Más duras fueron las palabras de Dolç, quien ha acusado a Spanair de "reírse de los trabajadores", a quienes, a su juicio, quiere "dividir y ganar" negociando unos traslados a Barcelona, cuando antes de que acabe el año "presente un nuevo ERE tras la retirada de 13 aviones de la flota de esta aerolínea". En este sentido, advirtió de la posibilidad de que a la huelga indefinida se sumen los trabajadores de rampa, en caso de que se confirme la retirada de los 13 aparatos.

Finalmente, la consellera de Trabajo y Formación lamentó la "ruptura de los espacios de acuerdo" en los que, según subrayó, ha intentado tener un "papel activo de presentar propuestas que ayudasen a solucionar el conflicto" y, por este motivo, hizo una "llamada a la responsabilidad" para que ambas partes vuelvan a sentarse.

"Es fundamental que este conflicto se resuelva desde el acuerdo, ya que es lo mejor para ambas partes", concluyó la portavoz de Trabajo y Formación.

La reunión de esta tarde es la segunda que se celebraba entre Spanair y el Comité de Empresa, después de que éste anunciara el pasado 22 de julio la convocatoria de una huelga indefinida a partir del 7 de agosto, con el fin de expresar su más absoluto rechazo a la postura inamovible adoptada por la empresa, que se niega a negociar los traslados de los trabajadores de Palma a Barcelona. El Comité de Empresa cifra en 480 el número de trabajadores afectados por los traslados, mientras que la aerolínea contabiliza 382.

La presidenta del Comité de Empresa, Eva Marín, insiste en que el 80% de estos trabajadores de Servicios Generales de Palma "no puede irse a Barcelona con la propuesta económica que se ha puesto encima de la mesa, teniendo en cuenta que cobramos entre 850 y 1.100 euros". Marín mantiene que sólo 106 de los 480 trabajadores de Palma no se verán afectados por los traslados, de los que 92 son de Call Center y 14 mecánicos y agentes comerciales.

Un traslado en tres plazos

Una vez finalice el plazo de un mes, iniciado el pasado viernes, para que los trabajadores comuniquen a la compañía si deciden trasladarse a Barcelona o rescindir su contrato, Spanair se ha marcado tres fases en este proceso, de forma que un 30 % de los 382 empleados de Palma que, según la empresa, son los que se van a trasladar, comenzará a trabajar en la T1 a partir del 15 de septiembre, mientras que otro 30 por ciento lo hará a partir del 1 de marzo de 2010.

Asimismo, otro 30 por ciento a mediados de 2010, si bien la fecha exacta de esta tercera fase se fijará en función de la disponibilidad del nuevo hangar de Spanair en el Aeropuerto de El Prat. Respecto al 10 por ciento restante, se irá trasladando en cada una de las fases en función de las necesidades y logística de la compañía.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?