Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El hombre que pasó 23 años en aparente estado de coma asegura que "la soledad fue horrible"

Rom Houben, un belga víctima de un accidente de tráfico, explica en una entrevista a una televisión británica cómo escuchó durante años las conversaciones de su entorno sin poder comunicarse con ellos

Rom Houben, víctima de un accidente de tráfico, explica en una entrevista a una televisión británica cómo escuchó durante años las conversaciones de su entorno sin poder comunicarse /

A un joven belga víctima de un accidente de tráfico le diagnosticaron durante 23 años un estado vegetativo que no era tal. Durante años escuchó las conversaciones que se mantenían a su alrededor, pero era incapaz de comunicarse con los médicos o con su familia. Rom Houben, que tenía 23 años cuando sufrió el trágico accidente, ha dicho en una entrevista a los informativos de la televisión ITV británica que "en algunos momentos la soledad fue horrible". Los médicos descartaron que pudiera salir del estado vegetativo. Una Universidad belga descubrió que el cerebro de Houben estaba activo. La CNN ha preguntado a un grupo de expertos las posibles razones del error en el diagnóstico.

Doctora Caroline Schnakers (Grupo de Investigación Coma): "Estuvo consciente durante mucho tiempo, pero es difícil saber durante cuánto"

Rom Houben tenía 23 años cuando le ocurrió el trágico accidente que lo dejó postrado en una cama. Pese a que en un principio los médicos asumieron su estado vegetativo y desestimaron que pudiera llegar a sentir algo, el neurólogo Steven Laureys de la Universidad de Liege, en Bélgica descubrió que el cerebro de Houben estaba activo.

En una entrevista concedida el lunes a los informativos de la televisión ITV del Reino Unido, Rom contó cómo pudo comunicarse gracias a la ayuda de su cuidador. Dijo: "En algunos momentos la soledad fue horrible, pero sabía que mi familia creía en mí". "Quiero simplemente disfrutar de la vida", añadió. "Noto una gran diferencia ahora que he regresado y estoy en contacto de nuevo con el mundo".

El caso de Rom Houben ha puesto de manifiesto las dificultades que afrontan los médicos cuando intentan diagnosticar el nivel de conciencia de un paciente en estado de coma. Un estudio elaborado el año pasado con 103 pacientes del Doctor Laureys y de sus compañeros del Grupo de Investigación de Coma, en Liege, halló que un 41% de los pacientes en un estado de conciencia mínimo era diagnosticado con un estado vegetativo mucho más severo.

El médico Daniel Hanley, profesor de neurología en un centro de Maryland, dijo a la CNN que el estado vegetativo es un estado de coma en el que los pacientes alternan ciclos de sueño y ciclos de consciencia. Es decir, los enfermos pueden tener algunos reflejos como masticar, tragar y parpadear, pero no son capaces de responder a una conversación o a una estimulación. Los pacientes estudiados muestran que son conscientes de su entorno. Por ejemplo, miran a su médico cuando éste les habla, pero sólo en algunos casos.

Laureys dijo que su investigación "diferencia el estado vegetativo de otro mínimamente consciente, uno de los mayores retos a los que se enfrentan los profesionales involucrados en el cuidado de pacientes con trastornos de la conciencia". Caroline Schnakers, que lideró el estudio con Laureys, comentó a CNN que una de las principales razones por las que los médicos fallaban en su diagnósticos era que con frecuencia basaban sus conclusiones en la observación del comportamientos de los pacientes, en lugar de estudiarlos mediante exámenes estandarizados.

"La evaluación es, por lo general, de comportamiento", indicó Schnakers a CNN. "Por ejemplo, si entras en las habitación de un paciente y te sigue con la mirada o se ríe con una broma, está consciente, pero eso no significa que vaya a ser capaz de hacerlo dentro de una hora". Schnakers aseguró que los exámenes estándar podrían reducir los errores en los diagnósticos.

El diagnóstico puede resultar mucho más complicado por otra razón llamada Locked-In Syndrome. Mucho menos común que el estado vegetativo o el de mínima conciencia, los pacientes que se encuentran en este estado son totalmente conscientes de lo que ocurre a su alrededor y son capaces de hacer algunos movimientos, como pestañear. El doctor Hanley explicó a CNN que el caso de Houben puede pertenecer a este tipo de síndrome. Sin embargo, su diagnóstico pudo haberse complicado por el hecho de que su cuerpo quedó parcialmente paralizado como consecuencia del accidente, así que fue incapaz de ejecutar ninguna acción motora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?