Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 22 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Los 'cibers' españoles luchan contra la extinción

La Asociación Nacional de Cibercafés (ANCIBERS) calcula que alrededor de un 90% de los 'cibers' han cerrado en los últimos años, a causa de la crisis, de la competencia de los locutorios y de la saturación en tiempos de bonanza

La Asociación Nacional de Cibercafés (ANCIBERS) calcula que alrededor de un 90% de los 'cibers' han cerrado en los últimos años /

"Calculamos que llegó a haber en España de 20.000 a 30.000 'cibers', de los cuales han sobrevivido de 2.000 a 4.000". Ese es el resumen de la dura realidad de todo un sector, en palabras del presidente en funciones de ANCIBERS, Antonio Expósito. Una situación a la que se ha llegado por la suma de numerosos factores, como la progresiva implantación de Internet en los hogares españoles, las prácticas ilegales de ciertos propietarios de cibercafés o la omnipresente crisis económica.

Según la última edición del informe "La Sociedad de la Información en España", en España hay casi 27 millones de internautas y el 79% de ellos se conecta desde su hogar, casi un 5% más que el año pasado y casi un 30% más que hace cinco años. Además, nuestro país está en la vanguardia de Europa en lo que a navegación desde dispositivos móviles se refiere, con más de un 20% de usuarios que se han conectado a Internet desde su móvil y casi un 25% que lo han hecho desde ordenadores portátiles cuando no estaban en su casa.

Con estos datos, no es de extrañar que el negocio de los cibercafés se haya ido resintiendo progresivamente en los últimos años, al tiempo que la crisis económica iba minando su capacidad para hacer frente a las altas inversiones necesarias para modernizar su tecnología y a una competencia cada vez más feroz por parte de los locutorios.

Según Antonio Expósito, presidente en funciones de la Asociación Nacional de Cibercafés (ANCIBER), "hemos pasado de 20.000 o 30.000 salas de ciber a unas 20.000 o 30.000 de locutorio", que sólo ofrece servicios de comunicación. Los 'cibers' en el sentido estricto de la palabra, destinados no sólo a la comunicación, sino también al ocio, se han visto obligados a echar el cierre en un 90% de los casos, según las estimaciones de este colectivo. Hemos pasado del panorama de "saturación" de principios de siglo a una situación en la que "está empezando a haber barrios y pueblos sin ningún 'ciber'".

Dinero rápido al margen de la ley

En la selva de la empresa, los 'cibers' son una especie que ha estado al borde de la extinción, aunque "está empezando a recuperarse", asegura Antonio. "Ahora mucha gente, debido a que es muy barato y sobre todo con el problema que tenemos tan grande de paro, está tomando la decisión de montar un ciber-locutorio, con sección de ocio y sección de llamadas". Buena parte de ellos son gente joven, de nacionalidad española, que se busca la vida para reunir los entre 12.000 y 18.000 euros que puede costar montar un 'ciber' desde cero. El resto son en su mayoría inmigrantes, que se decantan por las cabinas de llamadas al extranjero como modelo de negocio.

La proliferación de este tipo de negocios entraña, según ANCIBERS, un importante riesgo. "La competencia viene bien, mientras juegue con las mismas reglas que tú". Y entre esas reglas se incluye el pago de impuestos, seguridad social y licencias de software que no siempre es respetado. Trabajan "sin medidas de seguridad, sin licencias de apertura y por eso pueden competir en precios", añade Antonio. "Si tengo que montar un ciber con 2.000 o 3.000 euros lo primero que anulo es toda la legalidad: sistemas operativos ilegales y todo el software ilegal".

Microsoft, a la caza de los ilegales

Microsoft estima que en el conjunto de España existen actualmente unos 20.000 locutorios y cibercafés que operan al margen de la ley, tanto administrativa como en el uso del software que realquilan a sus clientes. En lo que respecta sólo a los 'cibers', la empresa cree que en el conjunto de España el 6% cuentan con un software ilegal. En cuanto a los locutorios, la cifra es aún más elevada, teniendo en cuenta que la media por establecimiento es de tres ordenadores y que el 80% tiene programas piratas instalados.

Por esta razón, el gigante tecnológico pide que cibercafés y locutorios hagan frente al pago de un canon, una licencia de explotación única que se suma a la que los negocios legales ya han pagado individualmente por cada programa. En la Asociación Nacional de Cibers están de acuerdo con el objetivo, combatir el uso de software ilegal es necesario (porque perjudica a los establecimientos legales), pero no en las formas, ya que la solución no pasa por que "ahora en crisis nos quieran cobrar un canon extra después de haberlo pagado".

La alternativa del software libre

El elevado precio de las licencias es, sin duda, un agravante para la delicada situación de los 'cibers'. Sin embargo, existen vías para evitar el desembolso económico dentro de la legalidad, que pasan por la implantación de software libre. Según Expósito, "el 95% del software que se está utilizando hoy día en las salas ya es libre" y "prácticamente lo único propietario es el Windows".

Tanto es así que algunos 'cibers', ante la imposibilidad de asumir el precio de las licencias de videojuegos, están recurriendo a productos libres, dando oportunidad al creador de que darse a conocer y a los clientes de descubrir juegos ajenos al 'mainstream' a los que de otra forma no tendrían fácil acceso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?