Últimas noticias Hemeroteca

'Cosas que los nietos deberían saber', la confesión más honesta del rock

Mark Everett (EELS) no ha tenido una vida sencilla, pero ha conseguido plasmarla en un excelente libro que se ha convertido en un éxito de ventas

Mark Everett es una foto promocional de sus discos

El líder de EELS, que actuará este verano en varios festivales españoles, perdió a su familia, su contrato musical y la fe, pero siguió adelante aferrado a una música que con el tiempo terminó por darle las alegrías necesarias para seguir caminando.

A veces la vida te golpea con tanto ímpetu que o renuncias a luchar o te agarras con fuerza a una tabla salvadora. Para Mark Everett (1963) ese salvavidas fue la música, el corcho que le mantuvo a flote tras las muertes de su padre, su madre, el suicidio de su hermana, la sobredosis de su mejor amigo o el atentado del 11-S que acabó con la vida de su prima.

Toda buena noticia en la carrera de Everett vino acompañada de un golpe, pero todas esas tragedias, y el dolor que conllevan, marcaron su música, primero como Mr. E, más tarde con EELS, y más recientemente se expiaron en forma de libro. "Cosas que tus nietos deberían saber" (Blackie Books) es tanto un manual de supervivencia extremo como un recorrido musical por la carrera de uno de los creadores más interesantes de los años noventa. También es uno de los "mejores libros escritos por un artista", en palabras de Peter Townshend (The Who).

Un amigo de Everett le insistió en la necesidad de la obra, de contar sus vivencias. El cantante lo vio tan poco claro que el libro comienza con una especie de disculpa por el atrevimiento. Y es que lejos de ser una biografía musical al uso, el libro de Everett explica, con un estilo directo y honesto, con brillantes apuntes humorísticos, el proceso que llevó a este hombre a seguir adelante cuando se quedó solo en el mundo.

La apuesta por la música

Everett no rehúye su parte de culpa, su problema para relacionarse, para entender el extraño mundo y la triste vida que le ha tocado vivir, pero se sobrepone a todo ello centrándose en la música, una música que se muestra como la única opción en lugar de como un sueño adolescente. Con esas, y a los veinte años, Mark Everett se traslada a Los Ángeles para comenzar su aventura musical, una aventura dura, repleta de trampas, de decepciones, pero también de alegrías, de impulsos necesarios que le hacen más fuerte ante el dolor que la vida le depara. Lejos de entristecer su obra alegra, muestra el mensaje aprendido por el autor, la idea de que una vez acumuladas las desgracias de la vida solo le queda disfrutar.

Todo ello se acompaña de la carrera musical de EELS, de las explicaciones que rodean el nacimiento de las canciones y las direcciones que toma como creador, unas ideas que en unos casos le acercan al público y en otras le distancian, pero que son respuestas a la necesidad de avanzar. "Siempre fui un año por delante de mi público", explica Everett sobre las diferencias entre la música y la puesta en escena de una gira a otra. El libro está repleto de curiosas apariciones de otros músicos como la barbacoa en casa de Neil Young, su colaboración con Tom Waits, la amistad que le unía con Elliott Smith o la visita a la capilla ardiente de Ray Charles.

Cosas que los nietos deberían saber es una obra necesaria, una de las biografías musicales más interesantes jamás escritas y un mensaje vital que ha llenado el buzón de su autor de cartas de agradecimiento. Una forma de entender la mente de un creador inquieto, el dolor que padecen aquellos que lo pierden todo y el rincón en el que se esconde la fuerza para seguir adelante.

Lee el primer capítulo de 'Cosas que los nietos deberían saber'

Descubre la música de EELS en Sofá Sonoro

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?