Sábado, 21 de Mayo de 2022

Otras localidades

El Gobierno concede el tercer grado al etarra José Manuel Fernández Pérez

Se trata del primer preso que se acoge a beneficios penitenciarios desde que el PP llegó a La Moncloa

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior ha concedido el tercer grado penitenciario al interno José Manuel Fernández Pérez, que cumple condena desde el 18 de mayo de 1992 por delitos relacionados por su pertenencia a ETA. Ya son 22 los presos que se han acogido a beneficios penitenciarios y éste es el primero desde que el PP llegó al Gobierno.

Fernández Pérez, al que se le aplicó la doctrina Parot, firmó su desvinculación de la banda terrorista, mostró su arrepentimiento y cumple el resto de requisitos exigidos por la legislación vigente para acceder al tercer grado.

Dicho grado le permitirá un régimen de salidas diario, en fines de semana y una ampliación de permisos. Asimismo esta situación le abre la puerta para la libertad condicional.

La Audiencia Nacional le condenó el 7 de abril de 1995, al igual que a su esposa María Ángeles Pérez del Rio, a 18 años de prisión, por colaborar en el asesinato del guardia civil José San Martín Bretón, ocurrido en Getxo el 25 de febrero de 1992.

La sentencia consideró probado que José Manuel Fernández y su esposa alojaron en su domicilio a Francisco Javier Martínez Izaguirre "Javi de Usansolo" y a otro etarra, quienes decidieron asesinar a uno de los guardias civiles que, de paisano viajaban diariamente en el mismo tren que cogía María Ángeles Pérez para ir a su trabajo.

José Manuel Fernández trasladó a los dos etarras hasta unos aparcamientos de Algorta, donde se apoderaron de un vehículo, estacionándolo en otro lugar de esa localidad. Al día siguiente, tomaron en Algorta el tren en el que sabía que viajaba el guardia civil José San Martín Bretón, cuya identidad conocían por los datos facilitados por el matrimonio.

Cuando el guardia civil llegó a la plaza Villamante, en Getxo, uno de los etarras se aproximó a él y le disparó en la cabeza, causándole la muerte instantánea. Posteriormente, con el coche robado se dirigieron donde les esperaba José Manuel Fernández, ocultándose nuevamente en el domicilio del matrimonio.

En fechas próximas a la Semana Santa de 1999 José Manuel Fernández fue trasladado por razones familiares desde la cárcel de Zaragoza a la de Logroño.

En septiembre de 1999, cuando el Ministerio de Interior adoptó medidas penitenciarias para 110 presos, José Manuel Fernández fue trasladado desde la prisión de Logroño a la de Martutene.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?