Sábado, 22 de Enero de 2022

Otras localidades

"Vi a una decena de manifestantes morir por nuestros disparos y decidí desertar del ejército"

"Tenemos kalashnikov y armas de corto alcance pero ellos nos bombardean con artillería pesada, necesitamos ayuda urgente"

Hizo el servicio militar y se quedó en el ejército. Ha servido como sargento en el décimo tercer batallón de Dara, al sur del país, durante unos cuatro años. El verano pasado los mandos superiores les informaron de que elementos subversivos armados habían irrumpido en la ciudad: las protestas contra el régimen, que empezaron en marzo, comenzaron a extenderse.

Una de las últimas misiones de Abo Baker era acabar con estos "grupos mafiosos" que estaban provocando disturbios en un barrio de la ciudad. "Cuando nos llevaron al lugar donde teníamos que actuar lo único que había era manifestantes pacíficos que pedían libertad", asegura. El comandante les obligó a abrir fuego contra ellos y Abo vio cómo una decena de personas morían frente a él, "asesinados por nuestras propias balas". Abu disparó al aire, incapaz de hacerlo contra civiles. Su desobediencia no pasó desapercibida, fue detenido y encarcelado durante una semana por no acatar órdenes.

Pasadas varias semanas se escapó a Homs, donde estaba la llamada del Ejército Libre Sirio. Bastión de los rebeldes, "es el sitio más seguro para un desertor". Su trabajo sigue estando entre las filas, pero no bajo las órdenes del régimen, "protegemos los barrios más activos de la oposición, como Bab Amr. Tenemos kalashnikovs, armas de corto alcance y granadas, y hacemos barreras con sacos de arena a modo de check points". El problema es que el asedio a Homs se realiza con artillería pesada, "de momento no hay enfrentamientos cuerpo a cuerpo", explica, son bombardeos constantes e indiscriminados que han dejado cientos de muertos tan solo en esta semana. Por eso, para evitar la muerte de más civiles, necesitan ayuda urgente. "Ayuda de la comunidad internacional, de los países árabes, de todos los musulmanes". No quieren tropas internacionales sobre el terreno, no quieren injerencias, ni imposiciones del extranjero. Quieren ser ellos los que conquisten su libertad y los que construyan su propia democracia. Pero necesitan un apoyo "sobre todo logístico y material". "Necesitamos que nos ayuden con la imposición de áreas de seguridad y de exclusión aérea para que nuestros soldados y oficiales puedan desertar y unirse a nosotros". No sabe exactamente cuántos militares han desertado, habla de miles y asegura que cada vez son más pero la imposibilidad de comunicarse de una ciudad a otra, incluso de un barrio a otro, dificulta mucho la organización. Además de la ayuda logística, necesitan también ayuda material, armamento y municiones. También necesitan material de primera necesidad, equipos sanitarios y alimentos.

Abo reconoce que tiene miedo. A caer en las manos del ejército. A resultar herido por los milicianos de Asad. A torturas. A morir... "pero lo que estoy defendiendo vale mucho más que mi seguridad personal", dice, "cuando uno decide desertar sabe que no arriesga solo su vida, también arriesga la de su familia. Pero la libertad tiene un precio muy alto y estamos dispuestos a pagarlo". Por eso esta revolución ya no tiene marcha atrás y para los desertores del Ejércitio Libre Sirio esto solo terminará "con la muerte de Bachar Al Asad".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?