Lunes, 05 de Diciembre de 2022

Otras localidades

'The Telegraph' defiende en su editorial que "España debe salir del euro"

Editorial que publica el diario británico The Telegraph

Amplio editorial que publica el diario británico 'The Telegraph', firmado por Jeremy Warner

Amplio editorial que publica el diario británico 'The Telegraph', firmado por Jeremy Warner / THE TELEGRAPH

En un amplio editorial que publica el diario británico The Telegraph, firmado por Jeremy Warner, se puede leer que "la promesa de Mario Draghi de hacer lo que sea necesario para salvar el euro se entendía como una tregua temporal en las aguas turbulentas que azotaban los mercados. También como tal se entendió la decisión del Tribunal Constitucional Alemán sobre el fondo europeo de rescate".

"Las preocupaciones sobre si España puede aguantar todo el año político han provocado una mayor fuga de capitales, privando a este país de unos bajos costes de endeudamiento tradicionalmente asociados a países que se enfrentan a una alta inflación. El dinero que ha huido de España, se ha ido a Alemania, bajando aún mas su costo de endeudamiento.

El alto precio que tiene que pagar España por poner su deuda en los mercados está deprimiendo aún mas la economía, ralentizando la consolidación fiscal. Mientras otros países tienen unos costes muy bajos para financiarse en la misma eurozona, obteniendo una ventaja competitiva de la que España siempre saldará mal parada.

Hay tres elementos en esta nueva crisis española. En primer lugar, la debilidad del concepto España como estado nación, en la que sus costuras se están reventando por el desempleo, las medidas de austeridad, con Cataluña amenazante abiertamente a favor de una secesión. Vuelve la antigua España y sus batallas entre las fuerzas del regionalismo y centralismo con claros visos de venganza.

En segundo lugar, una alianza clara de los estados del norte (Alemania, Holanda y Finlandia) incumpliendo las promesas de apoyar directamente a los países europeos del sur con fondos de rescate para sus bancos. Poniendo dificultades para sacar adelante esas ayudas.

Esto hace que la situación política y fiscal en Madrid, sea aún más precaria. España tenía la esperanza de que si los bancos pudieran recibir una recapitalización directa del os fondos provenientes del cupo de rescate, podría evitar la humillación de un rescate soberano a gran escala y de cumplir el programa de reformas impuestas por la UE y el FMI.

El acuerdo de la cumbre europea reconocía que la crisis bancaria podría ser tratada por separado de las crisis soberanas, pero finalmente parece que ni una cosa ni la otra.

No se cumplen las promesas de los ricos de Europa

Según se estaría gestando, todo el dinero para el rescate a los bancos españoles, debería formar parte de un paquete mas amplio soberano con las garantías y condiciones correspondientes.

Este cambio en las posiciones de las naciones fuertes del norte, se entiende como acto de mala fe extrema en los estados periféricos con problemas en su conjunto (Portugal, España, Grecia, Italia). La confianza en la solidaridad europea esta siendo destrozada.

Mariano Rajoy el presidente del gobierno español, está socavando el suelo antes de solicitar cualquier tipo de rescate, a pesar de la evidente necesidad de esta medida para salvar a la economía española, que se desliza cada vez mas en pos de una recesión y su déficit presupuestario se ensancha de nuevo hacia los dos dígitos. Ya no queda ninguna posibilidad de que España cumpla sus objetivos fiscales.

Menos de un año después de barrer del poder a los socialistas en una aplastante victoria, el Sr Rajoy esta gravemente herido. Prometió no volver a usar el dinero de lso contribuyentes para rescatar bancos y ya lo ha hecho. Prometió no seguir a Grecia, Irlanda y Portugal en pedir un rescate y ahora aparte de salir del euro, Rajoy no tiene muchas mas opciones.

El paquete de 40 mil millones que se ha anunciado para sujetar a España y salvar su orgullo patrio, puede incluso llegar a ser contraproducente amenazando con reducir aún mas el tamaño de su economía. Rajoy está sentenciado.

Aparte de salir de la unión monetaria, dejar de pagar sus deudas , algo que de momento ni los rebeldes catalanes quieren... ¿Qué otra salida le queda a España? La respuesta es ninguna.

Su pertenencia al a unión monetaria previene cualquier puesta en marcha de políticas monetarias apropiadas, le impide la libre flotación bancaria y tampoco les deja corregir las deficiencias en la competitividad amén de reducir la deuda externa.

Solo hay una conclusión que puede extraerse de todo esto aunque los costes a corto plazo serían profundos.... España debe abandonar la moneda única.

Esta condenada si se va, pero mas lo está (para la eternidad) si se queda. La política de la zona euro en su formato actual no ofrece ninguna salida plausible para volver a la prosperidad".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?