Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

COCHE ELÉCTRICO COCHE ELÉCTRICO Sigue en vídeo el foro 'El coche que viene: 100% ECO', organizado por la SER

69 años del DNI, el único objeto que desaparece con nosotros

El número de carnet de identidad es lo único que nos acompaña cuando nos vamos para siempre

Sí, nadie tendrá su número de DNI, ni el suyo ha sido una herencia no pedida de una persona fallecida. El número de carnet de identidad es lo único que nos acompaña cuando nos vamos para siempre. A todos. Pero hubo un tiempo, no hace tanto, en que el DNI en lugar de igualar venía a ser un letrero luminoso que nos clasificaba según nuestro nivel de renta.

El DNI nació un 2 de marzo de 1944 envuelto en un lento decreto porque tardó 7 años en empezar a emitirse y a repartir privilegios: El número 1 se lo reservó Franco, el 2 su mujer, y para la familia real se reservaron del 10 al 99, una amplia remesa que sigue adjudicándose. Sólo existe un número que no verán jamás...el 13.

Lo peor es que hasta casi antes-de-ayer, hasta 1981, el DNI incluía una casilla que clasificaba al ciudadano según su nivel económico: bien visible había ciudadanos de primera, segunda, tercera (que ya tiraban a pobres) y cuarta categoría donde se solemnizaba la miseria.

Hasta 7 clases de carnet hemos visto pasar a lo largo de estos 69 años, llegó el color, se fue el grupo sanguíneo (tras producir algunos errores médicos) y la huella digital, y vino el DNI electrónico hasta batir records planetarios: "Es un hecho significativo y quiero destacar, y lo hago con legítimo orgullo, que España es líder mundial en tarjetas con firma electrónica", proclamaba hace unos meses un encantado ministro del interior que obvió en aquella ocasión el poco uso que los españoles hacemos del carnet electrónico.

A lo largo de todos estos años el DNI ha alimentado mitos urbanos como el que aseguraba que los números bajos pertenecían a personas fallecidas. Gran error porque en realidad nuestro número de carnet es lo único que nos iguala a la hora de morir: todos nos lo llevamos al otro mundo...Y para colmo de paradoja inanimada, el DNI también pasa a nuestro lado las penalidades de este mundo: la policía reconoce que al carnet de identidad también le afecta la crisis porque se renuevan con menos alegría, pero el marcador es imparable y en algo más de 10 años llegaremos a los 100 millones y tendremos que colocar un dígito más es nuestro inseparable DNI.

69 años del DNI, el único objeto que desaparece con nosotros

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?