Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

ETA

Comienza en París el juicio por el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton

Tres miembros de ETA podrían ser condenados a cadena perpetua

Los agentes de la Guardia Civil Raúl Centeno y Fernando Trapero fueron tiroteados en Capbreton (Francia) el 1 de diciembre de 2007 cuando formaban parte de un dispositivo especial para localizar a miembros de ETA en Francia

Los agentes de la Guardia Civil Raúl Centeno y Fernando Trapero fueron tiroteados en Capbreton (Francia) el 1 de diciembre de 2007 cuando formaban parte de un dispositivo especial para localizar a miembros de ETA en Francia / REUTERS

Se juzga a siete miembros de ETA pero tres de ellos, los presuntos autores materiales, podrían ser condenados a cadena perpetua si el Tribunal de lo Criminal de París considera que asesinaron con premeditación. Son Mikel Carrera Sarobe Ata, Saioa Sánchez Iturregui Hintza y Asier Bengoa López de Armentia.

Se toparon con los dos guardias civiles en una cafetería de Capbreton (Francia), los reconocieron y los acribillaron a balazos en el aparcamiento de la cafetería. Los agentes Raúl Centeno y Fernando Trapero iban desarmados cuando se encontraron con los miembros de ETA. Uno murió en el acto y el segundo falleció cuatro días más tarde en un hospital de Bayona. Los dos agentes de la benemérita trabajaban en el suroeste de Francia en labores de vigilancia y detección de miembros de la organización terrorista.

Los presuntos autores materiales dejaron muchas pruebas en su huida que han sido claves en esta investigación. Secuestraron a una mujer a la que le robaron el coche y se encontraron restos de ADN en una de las tazas que utilizaron en la cafetería. Gracias a la colaboración ciudadana la huida accidentada de dos de los que se sientan hoy en el banquillo terminó cuatro días después en una localidad francesa a 300 kilómetros del lugar del crimen.

Los asesinatos de Centeno y Trapero fueron utilizados por ETA para demostrar que podían extender su acción armada fuera de las fronteras españolas. El atentado tuvo lugar once meses después del atentado mortal del aeropuerto de Barajas, el primer atentado que cometieron después de romper la tregua que se decretó con el expresidente Zapatero.

Este martes comienza el juicio y se prevé que va a durar cuatro semanas. Una de las acusadas Iratxe Sorzabal Díaz, no se va a sentar en el banquillo de los acusados porque todavía sigue en busca y captura. De hecho Sorzabal es una de los tres dirigentes de ETA que han sido expulsados recientemente de Noruega donde han esperado durante meses abrir un marco de negociación con el Gobierno Español.

La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, va a estar para el comienzo de este juicio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?