Últimas noticias Hemeroteca

, 18 de de 2019

Otras localidades

Hallan en Berlín una bomba de la II Guerra Mundial de 100 kilos

El artefacto fue encontrado anoche en las inmediaciones de la estación central de la capital por lo que se prevé que durante esta jornada el transporte ferroviario sufra algunas alteraciones y retrasos

Expertos artificieros acompañados de un policía caminan por unas vías tras descubrirse una bomba de la Segunda Guerra Mundial en la Estación Central de Berlín (Alemania) /

La estación central de tren de Berlín vive este miércoles un día especialmente agitado. Al ir y venir continuo de viajeros se suma el hallazgo de una bomba de la II Guerra Mundial de unos 100 kilos que previsiblemente provocará retrasos en el tráfico ferroviario. El artefacto fue descubierto anoche según informó la policía germana y esta mañana las autoridades deciden si se puede proceder a su desactivación in situ o, por el contrario, la bomba puede ser trasladada con seguridad y detonada en otro lugar.

Según ha asegurado un portavoz de la principal empresa ferroviaria alemana, la Deutsche Bahn, es más que probable que el transporte ferroviario de larga distancia se vea afectado durante varias horas. No así, los trenes de cercanías que circulan por la capital atravesando la estación central que, en principio, no sufrirán alteraciones en sus horarios previstos.

El hallazgo no coge totalmente por sorpresa a los tres millones y medio de habitantes de la capital y a los más de ochenta millones de alemanes, acostumbrados ya a los 'efectos secundarios' de los bombardeos perpetrados entre 1939 y 1945. En Alemania, con frecuencia, aparecen artefactos de la II Guerra Mundial que obligan a los ciudadanos a ser desalojados durante algunas horas de sus casas. La última gran evacuación se produjo el verano pasado en Hannover cuando 25.000 personas tuvieron que abandonar sus domicilios de manera preventiva para desactivar una bomba de la II Guerra Mundial de 500 kilos de peso.

Además, Berlín es una ciudad con un subsuelo arenoso y una capa freática muy alta lo que ha favorecido la absorción de los artefactos. Su suelo húmedo engulló durante el conflicto bélico numerosas bombas que no han llegado a estallar, por eso, por ley, las constructoras deben hacer un estudio pormenorizado del terreno antes de comenzar a levantar un edificio. En Alemania se presume que aún hay un miles de artefactos activos y enterrados en el subsuelo de numerosas ciudades. Tan solo en Berlín, las autoridades calculan que podrían quedar todavía 3.000 bombas sin desactivar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?