Últimas noticias Hemeroteca

Acaba con éxito exhumación de restos de Neruda para saber si lo asesinaron

Un equipo internacional de forenses, entre los que se encuentra el español Francisco Etxeberría, determinará si el Nobel de Literatura fue envenenado

La exhumación de los restos mortales del poeta chileno Pablo Neruda en su casa-museo en Isla Negra, Chile /

La exhumación de los restos mortales del poeta chileno Pablo Neruda para determinar si fue asesinado concluyó hoy de forma exitosa, confirmó el juez a cargo de la investigación y el jefe de los peritos de la diligencia. El objetivo es determinar si murió de cáncer, conforme a la versión oficial, o si, tal y como sostiene su exchófer Manuel Araya, fue asesinado por la dictadura del general Augusto Pinochet.

Los trabajos de remoción de tierra comenzaron a las 18:40 del domingo (23:40 en España) en la casa-museo de Neruda, que se encuentra en Isla Negra, a unos 100 kilómetros de Santiago, donde está enterrado junto a su tercera mujer, Matilde Urrutia.

La exhumación se ha llevado a cabo bajo el más absoluto secreto, ya que una gran carpa cubre la zona, aunque ante la presencia del juez que lleva el caso, Mario Carroza; del director del Servicio Médico Legal (SML), Patricio Bustos; del presidente del Partido Comunista -querellante- Guillermo Teillier; de Araya, de algunos familiares y de tres observadores internacionales.

Está previsto que los restos sean trasladados a la sede del SML de Santiago para que sean analizados por cinco expertos del SML, cuatro de la Universidad de Chile y cuatro internacionales: la estadounidense Ruth Winecker y los españoles Guillermo Repetto, Aurelio Luna y Francisco Etxeberría.

Bustos ha explicado que a lo largo de esta semana, el grupo de expertos "elaborará una hoja de ruta que será entregada a Carroza para que tome una decisión respecto a los signos que se hayan encontrado de la enfermedad del poeta o de elementos tóxicos para determinar qué tipo de muestras y dónde se envían".

"Esto va a ser determinante para los tiempos en los que nosotros podamos entregarle el informe pericial completo a Carroza", ha dicho el director del SML, en declaraciones recogidas por el diario chileno El Mercurio.

Por su parte, el juez instructor del caso sobre la muerte del premio Nobel de Literatura ha subrayado que "esta diligencia es trascendental", ya que servirá para "fijar el objeto de la acción judicial".

El proceso judicial comenzó en mayo de 2011, cuando el Partido Comunista, al que pertenecía Neruda, interpuso una querella basándose en el testimonio de Araya, que apuntó por primera vez que el poeta chileno podría haber sido asesinado.

La versión oficial sostiene que Neruda falleció el 23 de septiembre de 1973 en la Clínica Santa María a causa de un cáncer de próstata. No obstante, su exchófer asegura que agentes de la dictadura militar le inyectaron una sustancia letal en el estómago durante su estancia en dicho centro sanitario.

El sobrino del poeta chileno y abogado de los Neruda, Rodolfo Sánchez, ha explicado este domingo que "el único interés de la familia es que se busque y se sepa la verdad". "Saber de qué murió, si de cáncer o si hubo una tercera mano", ha subrayado.

A pesar de ello, ha indicado que se trata de "una situación bastante incómoda para la familia". "Tenemos sentimientos encontrados, pero esperamos que (la exhumación) se cumpla como deber ser, con la máxima transparencia", ha añadido.

Por su parte, Araya ha confesado que tiene "una buena expectativa, una vez que se ha llegado a este punto del proceso judicial, que era muy difícil". Además ha adelantado que sostendrá "hasta el último día de su vida" que Neruda fue asesinado. "Si no le hubieran puesto esa inyección en el estómago no habría muerto", ha insistido.

El abogado del Partido Comunista, Eduardo Contreras, ha considerado que la exhumación "es una victoria para los querellantes", ya que "si el juez no hubiera llegado a la conclusión de que sobran razones para pensar que hubo intervención de terceros en la muerte de Neruda, nunca la habría ordenado".

"Esperamos que se realice con la mayor seriedad posible y que se traduzca en el hallazgo de restos en uno u otro sentido, a través de la colaboración de los laboratorios chilenos y extranjeros", ha dicho, al tiempo que ha advertido de que "el proceso judicial va a seguir adelante, cualquiera que sea el resultado".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?