Viernes, 24 de Junio de 2022

Otras localidades

Las tasas universitarias para el próximo curso

Salvo Madrid, las comunidades que más subieron las matrículas el año pasado optan ahora por congelar los precios públicos o subirlos en torno al IPC

Cataluña, Canarias, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Castilla la Mancha han decidido no aplicar nuevas subidas más allá del IPC

Cataluña, Canarias, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Castilla la Mancha han decidido no aplicar nuevas subidas más allá del IPC / GETTY IMAGES

Madrid es la única comunidad que vuelve a aplicar un "tasazo" universitario por segundo curso consecutivo. Cataluña, Canarias, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha han decidido no aplicar nuevas subidas más allá del IPC después de encarecer los precios el año pasado entre un 20% y un 66%. Rectores y estudiantes advierten, en cualquier caso, de que llueve sobre mojado y auguran la expulsión de miles de estudiantes en un contexto de crisis en el que los precios públicos deberían ajustarse a una renta familiar cada vez más baja.

Madrid y Cataluña son las dos únicas comunidades autónomas que han subido sus tasas universitarias hasta el tope máximo del 66% autorizado por el ministerio de José Ignacio Wert. La diferencia es que Cataluña lo hizo el curso pasado y Madrid lo ha hecho mediante dos subidas consecutivas. El resto de autonomías que optó por incrementos significativos para el curso 2012-2013 ha decidido no subir los precios más allá del IPC para el próximo curso. Es el caso de Cataluña, que mantendrá una subida del IPC para la primera matrícula y del 2,2% para la segunda y sucesiva así como para los másteres. Hay en cualquier caso una excepción importante que afecta a los alumnos de ingenierías que verán como sus estudios subirán otro 10% para el próximo curso en las universidades catalanas.

Canarias y Castilla y León mantendrán sus precios en torno al IPC tras haber subido las tasas un 42% el curso pasado y la Comunidad Valenciana subirá el precio de los grados un 1% frente al 33% del curso pasado. Eso sí, los másteres en las universidades valencianas volverán a encarecerse otro 10%, y pasarán a costar 2.750 euros frente a los 2.500 del curso pasado.

En cuanto a Castilla la Mancha, que el año pasado encareció sus matrículas universitarias en un 20%, ahora ha optado por subir los precios un 1.4%, habilitando un nuevo sistema de pago fraccionado que permitirá abonar la matrícula o bien de manera íntegra a principio de curso o bien mediante tres plazos, pagando el 50%del importe ene l momento de formalidad la matrícula, otro 25% en noviembre y el 25% restante en enero.

Por encima del IPC subirán los precios en Baleares, con un incremento del 5% de media y en Aragón, con una subida para los grados del 3,6%. Eso sí, en el caso de los másteres el precio se abaratará un 7% en los campus aragoneses.

Galicia, Asturias, País Vasco, Extremadura, La Rioja y Andalucía, que ya optaron por congelar las tasas de las primeras matrículas el año pasado o subirlas en torno al IPC, repiten política de contención.

Navarra que el año pasado subió los precios un 4% y Cantabria, que lo hizo un 3.6%, aplicarán subidas del IPC para el próximo curso, al igual que Murcia que el año pasado subió sus precios un 11% y para el curso 2013-2014 ajustará el incremento al índice de precios al consumo.

Varias autonomías han flexibilidado los sistemas de fraccionamiento de pago de matrícula tal y como habían demandado las organizaciones de estudiantes. Navarra lo hará mediante cuatro pagos y Extremadura permitirá a los alumnos abonar el importe de los estudios en diez pagos a lo largo de todo el curso.

Estudiantes y rectores alertan sobre la expulsión de miles de estudiantes de la Universidad

Tanto las organizaciones de estudiantes como la Conferencia de Rectores Universitarios (CRUE) han mostrado su preocupación por el impacto que esta política de precios públicos tendrá sobre las matrículas el próximo curso. "Creo que vamos contracorriente", ha señalado a la Ser el rector de la Universidad de Jaén y presidente de la Comisión de Gerentes de la CRUE. "En un momento de crisis galopante, con seis millones de parados, y una renta familiar en caida libre, cualquier subida de precios públicos supondrá evidentemente una retracción en la demana que dejará a muchos alumnos fuera por no poder afrontar el pago de sus estudios".

Rectores y estudiantes temen además el efecto combinado que puede tener el encarecimiento de las tasas junto con el impacto del nuevo decreto de becas el próximo curso. "Es una situación alarmente porque muchos alumnos que hasta ahora tenían becas la perderán y tendrán que afrontar el pago de unas tasas cada vez más caras. Está claro que se resentirá la igualdad de oportunidades y muchos alumnos quedarán fuera, teniendo en cuenta que una de cada cuatro familias en España vive ya bajo el umbral de la pobreza", ha señalado Alvaro Ferrer, presidente de la Confederación de Estudiantes CANAE.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?