Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Tito Vilanova, una temporada de récord

El entrenador azulgrana debutó con un título de Liga y 55 puntos de 57 posibles en la primera vuelta, algo histórico

El técnico del club blaugrana ha vuelto la tarde de este miércoles para dirigir la sesión vespertina del club catalán /

Pese a la recaída de su enfermedad, Vilanova recondujo la situación a final de temporada logrando empatar el record de puntos de Mourinho con 100. Además el Barcelona levantó el campeonato nacional con cuatro jornadas por disputar todavía, sacándole 15 puntos a su máximo perseguidor, el Real Madrid.

Guardiola y Vilanova, durante un entrenamiento del Barça / EFE

La carrera deportiva de Tito Vilanova está unida al club en el que creció futbolísticamente desde las categorías inferiores. El F.C. Barcelona se lo ha dado todo y Tito se lo ha devuelto, con seis años ejerciendo como técnico. Vilanova llegó al Barcelona en el año 2007 como ayudante del que por aquel entonces era el primer entrenador del filial: Pep Guardiola. Ambos se conocieron como jugadores en las categorías inferiores del club y labraron una amistad que llega a la actualidad.

Pep y Tito forman en ese año un tándem perfecto que lleva al Barcelona 'B' a ser campeón de la Tercera Divisón y subir a la Segunda División 'B'. Ambos descubren a jóvenes talentos de la Masía como Sergio Busquets, Pedro, Jeffren o Botía que más tarde subirían al primer equipo. Tras un temporada exitosa Guardiola recibe el premio de entrenar al primer equipo. El matrimonio deportivo no se rompe y Vilanova sube al primer equipo para ser el segundo técnico de un conjunto que se convertiría en leyenda.

Cuatro temporadas en las que los dos juntos forman una pareja idónea, Pep como primero más centrado en el aspecto psicológico y la relación personal con los jugadores, y Tito en un segundo plano. Pero siempre en una posición fundamental encargada del área técnica, donde Guardiola obtuvo un gran apoyo a la hora de crear jugadas de estrategia o sistemas tácticos. El Barcelona se convierte en el mejor equipo del mundo y lo hace además desplegando un juego que seduce al espectador. A la plasticidad de los movimientos se consigue incorporartambién una comunión con los títulos que llegan en todas las competiciones, nacionales e internacionales.

El 27 de abril de 2012, después de que Sandro Rosell hiciese oficial la marcha de Pep Guardiola, se nombra como su sustituto al que había sido su mano derecha. Vilanova fue presentado el 15 de junio de 2012 ya a todos los efectos como máximo dirigente de la primera plantilla. Tito firma por dos años pero sólo llega a cumplir el primero, debutando el 19 de agosto de 2012 en un partido de Liga ante la Real Sociedad . Deja antes de irse una temporada inmaculada en la liga doméstica donde logra un record histórico de puntos en la primera vuelta. 55 de 57 posibles o lo que es lo mismo: 18 victorias y sólo un empate ante el Real Madrid. Pero el conjunto de Tito consiguió añadir otros datos y cifras increíbles, llegando al record de 100 puntos sólo logrado por el Madrid de Mourinho y ganando la liga a falta de 4 jornadas (el 11 de mayo de 2013) para la conclusión. Una diferencia final que se quedó en 15 puntos sobre el Real Madrid. La mayor distancia con el segundo clasificado en la historia de nuestra competición, marcando además un gol en todas y cada una de las jornadas. Unos números al alcance de pocos o casi ningún equipo que convierten al Barça de Tito en uno de los candidatos a mejor equipo en la historia de la liga española.

Pese a su buena labor liguera Tito se quedó con la espina clavada de no haber podido levantar otro trofeo. El Barcelona sucumbió en la Supercopa frente al Real Madrid, equipo que también le apearía de la Copa del Rey en semifinales. Las esperanzas de Tito y la afición culé se focalizaron en la Champions, donde el F.C. Barcelona llegó a semifinales cayendo sonoramente frente al Bayern de Munich. Equipo de Pep Guardiola a la postre.

Estos borrones no empañan de todos modos la gran temporada de Tito, quien ha sido el cuarto técnico azulgrana después de Pep Guardiola, Louis Van Gaal y Josep Samitier que logra debutar en la primera plantilla levantando el título de Liga. Una temporada muy complicada con su marcha en Navidades a Nueva York, cuando Jordi Roura tuvo que hacerse con las riendas del equipo, para tratar la recaída de su cáncer. Pero al fin y al cabo una temporada brillante para un técnico que debutaba con un reto mayúsculo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?