Miércoles, 27 de Septiembre de 2023

Otras localidades

Los animales prehistóricos vuelven vivos a Atapuerca

El proyecto 'Paleolítico vivo' permitirá que los visitantes de Atapuerca puedan ver animales prehistóricos como los uros, que desaparecieron en el siglo XVII

Vista del Parque Arqueológico de Atapuerca (Burgos)

Vista del Parque Arqueológico de Atapuerca (Burgos) / EFE

A partir de octubre Atapuerca recordará a 'Parque jurásico'. Se podrán encontrar animales prehistóricos que, en algunos casos, desparecieron hace miles de años y ahora se están recuperando mediante cruces genéticos. Dos tipos de caballos, bisontes y uros que se podrán ver a una cierta distancia en vehículos todo terreno o en expediciones a pie.

Atapuerca tendrá su propia reserva de animales prehistóricos en octubre. Entonces se podrán realizar las primeras visitas a algo que recuerda mucho a "Parque jurásico", donde se podrán encontrar dos tipos de caballos, bisontes y uros, que vivieron hace miles de años en la sierra de Atapuerca.

Uno de los coordinadores del proyecto "Paleolítico vivo", Eduardo Cerdá, ha explicado que el objetivo es que los animales se puedan ver a una cierta distancia en vehículos todo terreno, como los que se usan en los safaris, o bien en expediciones a pie que partirán de un campamento base que estará formado por cabañas de pieles.

En este momento ya se encuentra en la zona una pareja de caballos Przewalski, que están pintados en las cuevas de Altamira, pero hoy sólo sobreviven de forma habitual en Mongolia, sólo quedan unos 1.500. También han llegado catorce caballos "tarpanes", que eran frecuentes durante miles de años en Atapuerca pero desaparecieron en la Edad Media y ahora se están recuperando mediante cruces genéticos.

A estos se sumarán media docena de bisontes europeos que llegarán en septiembre, porque ahora hace demasiado calor para su transporte. Se trata de animales que vienen a pesar una tonelada y la previsión es que cuatro lleguen de Alemania y dos de España, donde hay algunas asociaciones que trabajan también en su recuperación.

El animal que completará en el futuro a este grupo es el "uro", una especie de grandes vacas, de más de mil kilos de peso con cuernos largos, que pueden medir más de 70 centímetros. Igual que en el caso de los tarpanes, los uros desparecieron en el siglo XVII y se están recuperando a base de cruces genéticos, sobre todo en Holanda.

Todos los animales estarán en un recinto rodeado por una valla eléctrica que se colocará para que impacte visualmente lo menos posible.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?