Últimas noticias Hemeroteca

Jesús Álvarez: "El 'Telediario' no puede ser un boletín estatal"

El Director de Deportes de TVE asegura que el precio de los derechos deportivos es desorbitado

El periodista Jesús Álvarez

El 15 de septiembre de 1957 se emitía el primer informativo televisivo en España. Era el 'Telediario'. Tras esa la cabecera, con esa famosa bola del mundo que rotaba, apareció una imagen. Era Jesús Álvarez y fue el encargado, junto con David Cubedo, de dar ese primer 'Telediario' y muchos más después. Murió joven, a los 44 años, pero su nombre aún sigue resonando por los pasillos de RTVE. Por lo que él fue y por lo que es su hijo, Jesús Álvarez Cervantes cuya carrera en la televisión pública ya va camino de cuatro décadas. Jesús Álvarez se ha consolidado como uno de los periodistas deportivos más rigurosos y de mayor credibilidad de la televisión. Desde 2012 es el Director de Deportes del ente público y también presenta la información deportiva en el 'Telediario 2'.

\'\'Los deportes, muchas veces, no valen lo que cuestan\'\'

"Abusar del relleno devalúa el periodismo deportivo"

Tu padre fue uno de los encargados de dar ese primer 'Telediario' en 1957, ¿Has podido ver tú ese 'Telediario'?

No, no. Puede que ese 'Telediario' no esté ni grabado. Así que no lo he visto. Sí sé que la primera persona que apareció tras la cabecera de ese primer 'Telediario' fue la de mi padre. Antes los 'Telediarios' ni se grababan.

Aunque tú eras más pequeño, ¿qué pudiste aprender de tu padre? ¿Cómo lo definirías como profesional?

Recuerdo que esperaba a las tres de la tarde, antes de irme al colegio, para ver la cabecera del 'Telediario' y saludar a mi padre. Para mí, esa era casi la única posibilidad de ver a mi padre. Él saludaba "buenas tardes", y mi hermana y yo, desde casa, le contestábamos "buenas tardes".

¿Hablabais con la televisión?

Sí, sí. [Ríe]. Eran tiempos de comienzo de la televisión, donde todo era nuevo y había que echar muchas horas. Eso le llevaba a echar muchas horas fuera de casa. Le recuerdo como un trabajador de invertir muchas horas en televisión.

Y luego también, como era una época en la que había pocos trabajadores, él hacía de todo. Hacía 'Telediario', programa de variedades, anuncios... Los tres o cuatro presentadores que había, hacían de todo.

¿Qué ha significado el 'Telediario' como programa para los españoles?

Es una referencia, un símbolo. El nombre de 'Telediario' sólo lo puede usar TVE y, sin embargo, todo el mundo lo asocia a "informativo" de forma genérica.

'Telediario' ha sido un símbolo para millones de españoles que, durante décadas, lo hemos seguido casi como un dogma de fe: las noticias no eran noticias hasta que no se decían en el 'Telediario'.

El gran desafío de cualquier medio informativo es hacer un noticiario que tenga prestigio y reconocimiento y sea presentado por las figuras más destacadas de los servicios informativos de cada cadena.

Con la llegada de las cadenas privadas, ¿Cuál es, a tu juicio, la diferencia que debe haber entre un informativo de una cadena pública y el de una privada?

El tratamiento informativo. Las noticias, al fin y al cabo son las mismas. Cada uno le da su interpretación y la trata de una manera determinada...

Por eso, ¿qué responsabilidad tienes cuando haces un informativo en una cadena pública a diferencia del de una privada?

Pues se tiene que ser lo más aséptico posible. En un medio como TVE no se debe permitir opinión, no se debe opinar en la noticia. En una cadena privada sí te puedes permitir ese lujo de opinar o decir lo que piensas.

En TVE tenemos que limitarnos a comentar la noticia de la forma más objetiva posible sin entrar en opiniones personales.

El rigor tiene que ser fundamental en todas, pero más en una cadena pública. Porque el hecho de que sea pública no quiere decir que sea estatal, que tenga que ser un boletín oficial. Significa que la pagamos todos y que hay que exigirle el rigor y la veracidad que requieren las circunstancias. No te puedes permitir ningún desliz y ningún despiste en un medio público.

Hoy en día que hemos convertido los informativos de televisión en shows en los que los deportes duran tanto o más que todo el resto de noticias... ¿Cómo crees que deben ser los deportes de un informativo?

Cuando empecé en el periodismo deportivo, colocar una noticia de deportes en un 'Telediario' era muy complicado, entre otras cosas porque duraban 30 minutos. En el 1981 lo hacía con Joaquín Arozamena y él era muy duro con lo de meter deportes en un informativo, decía que una noticia deportiva tenía que ser muy relevante para que entrase. Si no era una buena noticia, no entraba en el 'Telediario', esa es la enseñanza.

A raíz de Barcelona 92, se reclama más información deportiva. Eso nos ha llevado a los periodistas deportivos a tener más tiempo en los informativos. Esto no quiere decir, y siempre he luchado por ello, que por el hecho de tener más minutos de información deportiva debas rellenar con lo que sea. Hay que buscar la información más atractiva posible para el espectador, pero sin entrar en buscar interpretaciones y cosas para rellenar: que si Fulanito lleva el peto rojo en el entrenamiento, que si puede ser suplente...

Abusar del relleno devalúa el periodismo deportivo. Nos podríamos evitar mucho relleno en la información deportiva.

¿Por qué parece, en los últimos años, que sólo las chicas guapas pueden dar noticias de deportes?

Es un hecho que hay más mujeres que hombres en el periodismo así que es lógico que tengan sus minutos. Además, lo hacen bien y a la gente, supongo, que les resulta más agradable ver a un rostro femenino dando paso a la noticia.

Se ha roto el mito que había de que la mujer no entendía de deportes.

¿Es más difícil realizar tu trabajo como Director de Deportes ahora que TVE está renunciando a las grandes citas y a los grandes campeonatos deportivos? ¿Crees que esta es la línea que debe seguir un ente público?

Es complicado porque el mercado está así... Los derechos deportivos se han incrementado una barbaridad, cuestan un montón. Yo creo que los deportes, muchas veces, no valen lo que cuestan. Pero así está el mercado y al final se llevan los derechos quien más puja.

Tenemos que bajar el listón. Lo que hemos vivido en los últimos años no es lo lógico. Se ha incrementado el precio por las pujas. Hemos inflacionado el mercado deportivo entre todos. A este ritmo, no hay canal que lo resista.

Con este ritmo: o el deporte termina siendo exclusivamente de pago, o ninguna cadena podrá optar a más de un acontecimiento deportivo importante por temporada.

Creo que si -entre todos- bajamos los derechos deportivos, cada uno tendrá un poco de lo mejor; si no, serán dos o tres lo que acumulen todo y el resto, nada.

Jesús Álvarez: "Las noticias no eran noticias hasta que se decían en televisión"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?