Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 20 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Comer más frutas y verduras nos da un año "extra" de vida

Esta es la conclusión de la mayor investigación realizada hasta ahora sobre los efectos del consumo de estos alimentos verdes en la salud

Una alimentación rica en frutas y verduras reduce un 15% el riesgo de mortalidad por enfermedades crónicas /

Es la mayor investigación realizada hasta ahora en el mundo sobre el efecto del consumo de frutas y verduras en la salud y ofrece dos datos importantes: el riesgo de mortalidad se reduce en la mayoría de las enfermedades crónicas y supera el 10 por ciento en el caso de las dolencias cardiovasculares. O dicho de otro modo mucho más gráfico: comer de forma habitual frutas y verduras nos da, de media, un año más de vida

Los médicos llevan años hablando de los beneficios en el organismo humano del consumo de frutas y verduras, pero este estudio es el mayor realizado hasta ahora en este campo. Investigadores de 10 países de Europa (incluido el nuestro) han realizado un seguimiento de casi medio millón de personas durante 13 años y este es el diagnóstico: se confirma su papel en la reducción de la mortalidad y este descenso es aún más importante en el caso de muertes por enfermedades cardiovasculares.

Este estudio ha sido publicado recientemente en el American Journal of Epidemiology en el marco del Estudio Prospectivo Europeo sobre Nutrición y Cáncer (EPIC).

"El trabajo es, hasta la fecha, el estudio epidemiológico más importante que ha analizado esta asociación", advierte María José Sánchez Pérez, directora del Registro de Cáncer de Granada de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y una de las autoras de la investigación.

En concreto, según los resultados de esta investigación , la ingesta combinada de frutas y verduras de más de 569 gramos al día reduce el riesgo de mortalidad en un 10% y lo retrasa en 1,12 años con respecto a un consumo inferior a 249 gramos diarios.

Pero eso no es todo. Si comemos más (exactamente por cada 200 gramos diarios de incremento en el consumo de frutas y verduras), las probabilidades de morir disminuyen otro 6%. La proporción de muertes que se podrían prevenir si toda la población que come poco este tipo de alimentos aumentara su consumo entre 100 a 200 gramos al día -alcanzándose así las recomendaciones de 400 a 500 gramos al día- es de un 2,9%.

"Existe suficiente evidencia hoy día sobre el efecto beneficioso del consumo de frutas y verduras en la prevención del cáncer y otras enfermedades crónicas -afirma Sánchez-. Por ello, una de las actuaciones de prevención más efectivas es la promoción de su consumo en la población".

Menos muertes en los grupos de riesgo

Y tenemos otra buena noticia: la reducción del riesgo de mortalidad por el consumo de frutas y verduras fue mayor en los participantes que consumían alcohol (en torno a un 30-40% de reducción del riesgo) y en los obesos (20%).

Los investigadores creen que este efecto positivo se debe a su alto contenido en antioxidantes, que actúan paliando el estrés oxidativo inducido por el alcohol, el tabaco y la obesidad.

"De esta manera, estos grupos de población se podrían beneficiar especialmente de los efectos positivos que ejercen las frutas y verduras sobre la prevención de las enfermedades crónicas y el riesgo de mortalidad por estas dolencias", concluye María José Sánchez, investigadora de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

Sin embargo, el poder "sanador" de las verduras es superior al de los frutas, porque, al considerar el consumo de éstas últimas por separado, no se observó ninguna reducción significativa del riesgo, mientras que el consumo de verduras sí se asoció por sí solo con un menor riesgo de mortalidad.

Y terminamos con otro buen consejo: es mejor comer verduras crudas porque un consumo elevado implica un 16% de reducción del riesgo de mortalidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?