Ciencia y tecnología

25 años del Gusano Morris

El programa colapso ordenadores de varios organismos y Universidades de Estados Unidos. El Gusano Morris fue uno de los culpables de la aparición de la industria de la seguridad en internet

El día de los difuntos de 1988, hace cinco lustros, murieron miles de ordenadores infectados por el primer gusano informático de la historia. Este virus creado por un estudiante llamado Robert Tappan Morris, pasó a llamarse Gusano Morris.

El año de los hechos, Robert estudiaba en la Universidad de Cornell, en el Estado de Nueva York. El 2 de noviembre de 1988 decidió poner en marcha el programa que había creado, lo hizo a través de la red ARPANET (la antecesora de internet) que conectaba distintos organismos de Estados Unidos.

Más información

Después de que el programa hizo todos los estragos, Robert Morris aseguró que su objetivo no era ralentizar ordenadores o inutilizarlos, sino que intentaba averiguar contraseña alojada en ordenadores (a través de un sistema de desencriptación de las contraseñas más habituales), para que su creación se alojara una vez en cada máquina por la que pasase y se alojase posteriormente en la red.

Según Pepe Cerezo, consultor tecnológico de la compañía Roca Savatella, "el gusano no estaba bien programado, con lo que el fallo afectó al 10% de los ordenadores que estaban en red". En aquel momento en Estados Unidos podía haber entorno a los 70.000 aparatos en línea. Cerezo asegura que Morris se planteó la creación de este programa como un reto personal y a la vez un juego, su objetivo era poner a prueba los sistemas de seguridad del momento.

El quebradero de cabeza para muchos organismos de Estados Unidos, estaba compuesto por 99 líneas, que aprovechando una falta en Sendmail (sistema que utilizan los correos para llegar bien a su destino) se iba multiplicando numerosas veces en los distintos ordenadores.

El gusano provocó problemas en ordenadores de Universidades o en centros de investigaciones. El colapso fue tal que incluso se llegó a especular con un posible ataque al Gobierno de Estados Unidos. La broma no fue barata y acabar con este gusano vírico costó alrededor de un millón de euros, más los costes de las computadoras y los sistemas destrozados.

El consultor tecnológico Pepe Cerezo, asegura que con el Gusano Morris comienza la preocupación por la seguridad en la red, poniendo en aviso a todos de lo que podía venir en el futuro. Pepe Cerezo incide en que el Gusano Morris es uno de los culpables del desarrollo de la industria de la seguridad en Internet.

Roberts Morris fue condenado por ello a tres años de libertad condicional, 400 horas de trabajo social y el pago de 10.050 dólares, tras considerar un juez que no presentaba causa de fraude y engaño.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00