Sábado, 28 de Enero de 2023

Otras localidades

Jordi, el 'tenor' albañil que encandila en 'La Voz'

Jordi Galán, concursante del talent, emocionó a la audiencia con su versión de 'Caruso'

Jordi escucha, junto a Jesús Vázquez, los comentarios del jurado tras su actuación en 'La voz'

Jordi escucha, junto a Jesús Vázquez, los comentarios del jurado tras su actuación en 'La voz'

En la primera fase de esta segunda edición de 'La voz', en la de las audiciones a ciegas en la que se determina qué concursante entra y cuál queda fuera, Jesús Vázquez le preguntaba a un joven de 32 años, con barba recortada y cara de bonachón mejores "¿Del andamio al escenario, podríamos decir?". Con una tímida sonrisa, este albañil gerundense respondió con un escueto "se puede decir". Desde entonces, sus tres actuaciones han recibido el apoyo unánime de jurado y telespectadores.

Quizá la actuación más emocionante, vibrante y que más fuerza demostró en esta primera entrega de la fase de 'los asaltos' -en los que los concursantes que aún no han sido eliminados se enfrentan entre sí con una canción elegida por ellos- fue la de Jordi Galán, un albañil que pasaba sus días cantando en el andamio en el que ha trabajado siempre "porque como la radio no tenía muy buen sonido, decidimos apagarla para que cantara yo. Pasábamos un rato divertido".

En su primera aparición en 'La voz', cuando los cuatro coaches estaban vueltos de espaldas, Jordi se decantó por cantar 'Con té partiró' ('Por ti, volaré), de Andrea Bocelli. Mezcló versos en italiano y otros versos en español. Al ser una canción tranquila en sus primeros compases, pese a que Jordi no desentonó en ningún momento y que provocó aplausos en el público, ninguno de los miembros del jurado pulsó el botón rojo que lo seleccionaría.

Fue hacia el final de su intervención, donde el tema más exige a quien lo interpreta, cuando Jordi desplegó su impresionante voz para provocar el delirio entre los asistentes y que pulsasen al unísono: Bisbal, Malú y Orozco. "Jordi, has cantado precioso. Tú has sido un grande esta noche. No sólo has tenido un infinito en la voz, sino que nos has hecho sentir la canción. Te felicito porque has sido muy grande", le dijo Malú antes de que Jordi decidiera a qué equipo ir. Antonio Orozco lo resumió en esta frase: "Decidas lo que decidas, vas a ser un éxito en este programa. Enhorabuena". Finalmente, Jordi eligió formar parte del equipo de David Bisbal que le abrazó animándole con un "el programa se llama 'La voz' y tú ya la tienes".

En su segunda aparición, Jordi tuvo que medirse a otra de sus compañeras de equipo. Bisbal eligió a Estíbaliz Martín porque toda su vida se había formado en canto lírico y esa era su especialidad. Bisbal creyó que ella y Jordi representaban estilos similares. La canción que les tocó interpretar fue 'Somewhere', del musical 'West side story'. Cuando Jordi tomó el micro en el ring de 'La voz' y la canción llegó a su punto álgido, el plató se vino abajo. Bisbal, encargado de eliminar a uno de los dos comentó analizando sus actuaciones: "a lo largo del proceso, pensábamos que Estíbaliz estaba mucho más preparada porque vocalmente estaba más curtida, se notaba que esa era su profesión; pero considero que Jordi hoy ha ganado la batalla". Este tímido albañil se había impuesto a una profesional del canto lírico y salía del escenario ovacionado por el público. Al final, confesaba emocionado: "Después de haber trabajado en la obra y haber trabajado tanto, yo creo que me merezco esto".

Pero su mejor interpretación, su show más potente, en la que la emoción embargó a los asistentes, al jurado, al público que lo vio desde sus casas y hasta al apuntaor... fue el de este último programa. Debía medirse, de nuevo, a otro compañero. Esta vez, cada uno elegiría lo que quería cantar. Alejandro Udó, su rival, amante del flamenco y de sobrecogedora voz rasgada, se decantó por 'La alegría de vivir', de Ray Heredia. Jordi, por 'Caruso', una sentimental y preciosa canción de Lucio Dalla que Luciano Pavarotti la hizo inmortal. Y esa misma versión decidió interpretar Jordi, la de Pavarotti.

Salvando las distancias que pueden existir -y existen- entre Jordi y uno de los mejores tenores de todos los tiempos, el concursante de 'La voz' mantuvo el tipo de tan elegante, potente e imponente manera que, sin duda, hubiera recibido el aplauso del propio Pavarotti.

En los momentos finales de este 'Caruso', el canto de Jordi puso en pie, literalmente, a todos los asistentes que rompieron en aplausos y jalearon la actuación de Jordi.

Antonio Orozco le comentó tras su espectacular show: "según las notas que tenemos y su currículum, dice que Jordi es albañil, pues que a mí me encantaría estar en la obra y oírte cantar todo el día". Bisbal, encargado de decidir con quién quedarse, afirmaba: "Jordi tiene un vozarrón, al mismo tiempo tiene mucho sentimiento y lo demuestra en cada una de las actuaciones que ha hecho en 'La Voz', cada vez mejor, soy un fiel admirador tuyo y me gustaría aprender muchas cosas de ti, sinceramente". Tras esto sentenciaba: "Para continuar en las galas en directo me voy a quedar con la voz de Jordi".

Tal fue la superioridad de este catalán y lo excelso de su interpretación que hasta su rival lo admitió con humildad: "Ha sido muy difícil competir contra una voz como la de Jordi, contra ese pedazo artista... se ha metido al público en el bolsillo y me ha encantado, si no hubiera ganado él, hubiera sido un error".

Jordi, más emocionado que nunca, pero con la misma humildad que ha demostrado en cada programa, comentaba tras su actuación: "Cuando escuche mi nombre no sabía si llorar, reír... era un sueño estar en las galas en directo y voy con muchas ganas y si puede ser pasar hasta la final."

Poco a poco, piano a piano, Jordi Galán va avanzando en esta segunda edición de 'La voz'. Cada vez más querido, cada vez más espectacular, cada vez con un dominio más completo de su potente voz. Jordi Galán un albañil que llegó con un anhelo -"espero colgar la paleta y dedicarme a la música"- y se está metiendo a todo los fans del programa en el bolsillo. Quizá no llegue a la magnificencia de Paul Potts, el concursante ganador en 2007 de talent show 'Britain's Got Talent' y que cambió trabajo de venta de móviles en un almacén por una nueva vida como tenor profesional tras el paso por el programa, pero nadie duda ya del talento y la capacidad de este gerundense encima del andamio, del escenario o de donde quiera que cante.

Antonio Orozco: "Se trata de generar una conciencia"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?