Internacional

Asciende a ocho el número de muertos en Glasgow al estrellarse un helicóptero en un pub

El modelo de helicóptero accidentado fue retirado temporalmente por sudas sobre su seguridad, según informa 'The Guardian'

El accidente ocurrió sobre las diez y media de la noche del viernes. Las autoridades escocesas han confirmado que a bordo del helicóptero volaban tres personas; dos agentes y el piloto. En el interior del local sobre el que se ha estrellado el aparato había alrededor de 120 personas.

Más información

Ocho personas han muerto tras estrellarse este viernes por la noche un helicóptero policial sobre un pub en Glasgow, según ha confirmado la Policía escocesa. El inspector jefe de la Policía de Escocia, Stephen House, precisó que tres de los muertos son los tripulantes del vehículo, dos agentes y un piloto civil, mientras que los otro cinco estaban dentro del local. 14 personas, de 32 que fueron hospitalizadas, sufren heridas graves como resultado del accidente

Fuentes de la investigación dijeron a la emisora que el número final de víctimas probablemente será más alto, mientras que el ministro principal escocés, Alex Salmond, ha advertido a la población sobre esa posibilidad. "En un accidente de esta escala, todos debemos prepararnos para la probabilidad de se produzcan muertes", ha declarado en su cuenta de Twitter. Los heridos han sido trasladados a los hospitales Victoria Infirmary, Glasgow Royal Infirmary y el Western Infirmary.

Al menos 125 bomberos y varias ambulancias continúan con las labores de rescate en el pub The Clutha de la calle Stockwell, en la ribera del río Clyde, donde se cree que sigue habiendo personas atrapadas.

El suboficial jefe del Servicio escocés de bomberos y rescate, Lewis Ramsay, explicó que se ha establecido contacto con gente que está dentro del edificio, pero es difícil saber su número porque la estructura es "muy inestable". Los bomberos trabajan para apuntalar el pub de una sola planta, cuyo techo se derrumbó por el impacto del vehículo accidentado, a fin de penetrar en su interior y rescatar al resto de las víctimas.

La jefe policial adjunta Rose Fitzpatrick indicó este sábado que "se ha puesto en marcha una investigación" sobre el suceso pero "aún es pronto para dar detalles de por qué se cayó el helicóptero". El helicóptero policial, ocupado por dos agentes y un piloto civil, se desplomó anoche contra el techo del pub cuando se calcula que había unas 120 personas en su interior, entre ellos una banda de que actuaba en concierto, de las que han podido escapar unas pocas y el resto están siendo evacuadas.

Por ahora se desconocen las circunstancias del accidente, si bien testigos presenciales describieron cómo el vehículo se precipitó desde el aire sin ninguna explosión. El director de la edición escocesa del periódico "The Sun", Gordon Smart, vio lo ocurrido desde un aparcamiento cercano y dijo que el helicóptero cayó "precipitándose desde una gran altura a gran velocidad". "No hubo bola de fuego ni oí ninguna explosión. Cayó como una piedra", manifestó.

La Policía de Escocia confirmó anoche que uno de sus vehículos de tipo Eurocopter EC135 T2 se precipitó sobre el pub, sin ofrecer más detalles sobre las circunstancias del suceso.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo en la red social Twitter que sus "pensamientos están con todos los afectados por el accidente de helicóptero en Glasgow y los servicios de emergencia que están trabajando".

Dudas sobre la seguridad del helicóptero

La compañía que arrienda el modelo de helicóptero Eurocopter EC-135 accidentado anoche en Glasgow retiró toda su flota temporalmente el año pasado por dudas sobre su seguridad, informa hoy el periódico 'The Guardian'.

De acuerdo con el rotativo, unas actas del Consejo del Servicio de Ambulancias escocés -que, al igual que la policía, también emplea el aparato- constatan que la empresa Bond Air Services fue informada en abril del año pasado de una grieta en el borde de la barra del rotor de un EC-135, descubierta en una inspección rutinaria.

Tras descubrirse este defecto, la compañía lo notificó al fabricante, Eurocopter, y al cliente, en este caso el Servicio de Ambulancias, y se sustituyó la pieza en el helicóptero afectado al considerarse que la grieta había sido "un caso aislado", según 'The Guardian'.

Sin embargo, tras inspeccionarse toda la flota, se detectaron más defectos similares en otros helicópteros, por lo que Bond Air Services procedió a retirarlos del servicio como medida de precaución. "Esto dejó grandes partes del Reino Unido sin cobertura aérea de ambulancia", señalan las actas a las que ha tenido acceso 'The Guardian'.

En ellas también se indica que Bond Air Services opera 22 Eurocopter EC-135 en el Reino Unido "y todos fueron retirados, incluidos los dos de las Ambulancias Aéreas Escocesas y de la Policía de Strathclyde".

El servicio se reanudó cuando Eurocopter -que, en lugar de retirar de servicio los aparatos, abogaba simplemente por aumentar las inspecciones-, ofreció garantías de que se había subsanado el defecto y los EC135 eran seguros.

Las actas señalan que, aunque el servicio se reanudó en mayo de 2012 con un régimen de inspecciones más frecuente, Bond Air Services "sigue preocupado porque Eurocopter no ha identificado aún la causa original del defecto", recoge el diario.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00