Viernes, 04 de Diciembre de 2020

Otras localidades

LA VENTANA EN DIRECTO LA VENTANA EN DIRECTO El Parque de la naturaleza de Cabárceno cumple 30 años: sigue el especial de 'La Ventana' en directo

Viena, más allá de los palacios

Viena, más allá de los palacios

La regia Viena rejuvenece. Cerca de los muros de palacio, detrás de las caballerizas y debajo de los lujosos trajes operísticos surge una Vienadiferente. Una ciudad trendy, joven y cosmopolita muy alejada de la herencia dinástica de los Habsburgo, la ópera, el vals, Sisí Emperatriz y otros tantos estereotipos. Y la Navidad es una buena época para descubrirla. Bienvenidos a Viena, a la nueva Viena.

Leopoldstadt, el Soho de Viena

Barrio como el de Leopoldstadt, con sus edificios de colores brillantes, son un buen ejemplo de esta transformación urbana. Con amplios jardines, playas familiares, plazas rebosantes de vida y cafés abandera una ciudad cada vez más moderna y dinámica que deja atrás su fama de ampulosa y sobria. En ella también caben museos contemporáneos, locales undergrounds y bares para degustar una gastronomía impregnada de mundo.

Si los protagonistas de Antes del amanecer (July Delpi y Ethan Hawke) hubieran tenido su cita en la Viena de hoy, estoy más que convencido de que la película de Richard Linklater no hubiera tenido ni segunda ni tercera secuela. O quizá sí, pero Delpi y Hawke vivirían en este distrito, ocuparían uno de los cotizados apartamentos de la Karmeliterplatz y tendrían una tienda de diseños exclusivos en las calles aledañas. Es el distrito 2 pero podría haberse llamado Chueca, Soho o Williamsburgh.

Viena-Distrito-2

Aquí pasaron parte de su vida la familia Strauss, Elías Canetti, Sigmund Freud, Arnold Schonberg o el cineasta Billy Wilder. Hoy los castillos imperiales y el esplendor de la aristocracia se cambia por modernas plazas y originales tenderos.

Hay que pasear bien temprano por el Karmelitermark. Rico en fruta, verdura, flores y productos naturales, lo más que en realidad hace las delicias del viajero son sus coloridas y agradables terrazas.

La hora de la comida es aconsejable pasar por Schöne Perle en la cercana calle Leopoldsgasse. Desde hace una década, se hace en sus fogones una reinterpretación de la cocina clásica de Viena. En frente, el Das Engel ofrece un ambiente muy acogedor y el Vicent representa a la perfección la cocina gourmet en la capital austriaca (tened a mano la billetera). Dos imprescindibles: el Skopik & Lohn que ofrece cocina internacional de calidad a buenos precios, terraza privada y un techo kistch; y Pizza Mari , la pizzería de moda.

En los últimos años también han proliferado por las Carmelitas tiendas de arte joven y vanguardista que se mezclan con nuevos artesanos. Es el caso del Taschenausgabe, una tienda en la que venden bolsos recién diseñados y yogur helado ecológico de elaboración propia, una mezcla más que interesante.

Museos ciudadanos

Érase una vez unas caballerizas reales que ocupaban un enorme espacio en el centro de Viena. Hasta que llegó un alcalde que lo convirtió en espacio para la cultura y el regocijo de sus ciudadanos. Así nació el Museums Quartier. Imagino que sería mucho menos romántico pero el caso es que donde había caballos para ricos ahora hay arte para el pueblo. El Barrio de los Museos, como es conocido aquí, es un reducto para varias galerías de arte moderno (Leopold Museum, MUMOK y Kunsthalle) que forman un plaza amplia para el esparcimiento de los vieneses donde también tienen cabida cafés y restaurantes. Parejas tomando el sol, niños jugando con sus bicicletas y transeúntes indiferentes se mezclan con obras vanguardistas y vanguardias.

El Leopold Musseum es un dado blanco recubierto de “cal de conchas búlgaras” que alberga 5.000 obras de los siglos XIX y XX. En ellas se muestra la evolución del arte austriaco desde la Jugendstil al expresionismo: Egon Schiele, Gustav Klimt, Oskar Kokoschka…; así como mobiliario y objetos diseñados por el taller vienés. A la salida, el café Leopold siempre animado tanto en sala como en terraza puede ser una buena opción para tomar algo o comer.

El MUMOK es un misterioso bloque de placas de basalto cuyo color oscila de gris seco al negro húmedo, según llueva o no. El edificio resulta más interesante que el contenido. Arte vanguardista anterior a 1945, happenings y arte de acción, nuevo realismo, pop art, minimal arte, fotorrealismo e instalaciones de las décadas de los 80 y 90. También cuenta con su propio café-restaurante aunque la mejor opción sería tomar algo en el café Aloha.

La Kunsthalle o Mercado del Arte ocupa el edificio central de las caballerizas cubiertas y tiene acceso por debajo de la escalera del Mumok. Alberga sobre todo las exposiciones relacionadas con las performance, el vídeo convirtiéndose en el auténtico escaparate del arte vienés contemporáneo.

Perfectamente integrado, el Zoo Kindermuseum, mi preferido, es una especie de museo de ciencias con exposiciones temporales dirigidas a todos los niños, desde los recién nacidos. Lo mejor sus talleres y laboratorios para explorar e investigar con los cinco sentidos.

Los amantes de la buena cocina debería visitar el Glacis Beisl, un bar encantador, un poco escondido pero que ofrece una restauración alejada de cualquier tópico vienés.

El toque kistch lo da el Prater

Y como cualquier ciudad moderna que se precie, Viena también tiene su rincón kistch. El Prater, con su onmipresente Noria (Riesenrad), la más antigua de Europa es un parque de atracciones, antigua reserva de caza de la aristocracia vienesa. Es el espacio más friki, con diferencia, de toda la ciudad, sin contar el museo de Sisí claro.

Hay que subir a alguna de las cabinas de la Noria (2,5 €), antiguos vagones de tranvía en los que además de las espectaculares vistas de la ciudad también se puede pasar una agradable velada. Ya abajo hay que ponerse a sus pies para sentirse Holly Martins en el Tercer Hombre, la genial novela de Graham Greenellevada al cine de manera inmortal por Carol Reed.

El resto de atracciones del Prater son todas mayores de edad, es decir, conservan la esencia de hace 20 años.

CÓMO IR

Iberia, Austrian Airlines, Vueling y Air Berlin vuelan directo desde España a Viena. Puedes ver precios y horarios.

Texto y fotografías: José Ramón Álvaro, autor del blog Viajes, Rock y Fotos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?