Últimas noticias Hemeroteca

España sólo representa el 6,5% de la entrada irregular de inmigrantes a la UE

Fuentes comunitarias califican de "desproporcionadas" las cifras que está dando el Ministerio del Interior español sobre "la presión migratoria"

Un grupo de inmigrantes intenta entrar a nado en Ceuta /

Las cifras oficiales de 2013 no constatan el aumento de "la presión migratoria sin precedentes" de la que habla una y otra vez el ministro del Interior español. En Ceuta y Melilla el año pasado se situó como el tercero de mayor entrada de personas de manera irregular desde 2001 pero sin llegar a las cifras de 2001 o 2005. En el conjunto de las costas españolas 2013 fue uno de los años con menos interceptaciones de inmigrantes desde 1999.

Más información

Según datos del Frontex, España registró el año pasado el 6,5% de entrada de inmigrantes por vía irregular, con poco más de 7.100 personas interceptadas en pateras en la Península, a través de Ceuta y Melilla y Canarias. El Ministerio del Interior solía presentar siempre en enero el balance de "la lucha contra la inmigración irregular" pero este año aun no lo ha hecho. En total, en el conjunto de fronteras de la Unión Europea fueron detenidos en 2013 107.355 inmigrantes. Las cifras españolas están muy alejadas de los 24.800 inmigrantes interceptados entrando a la UE por Grecia, o los más de 45.000 que llegaron a las costas italianas el pasado año, sobre todo a Lampedusa.

En el caso de Ceuta y Melilla, donde el Gobierno español habla de "presión migratoria sólo comparable a 2005", aunque los datos de Frontex constatan en 2013 la detención de más de 4.300 inmigrantes (una cifra muy parecida a la aportada en el Balance Anual de la Inmigración que hace la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía). Los números de 2013 suponen la tercera cifra más elevada de personas detenidas al entrar en ambas ciudades autónomas desde el año 2001. Aquel año fueron interceptados 4969 personas, superadas en 2005 por los 5566 inmigrantes detenidos en Ceuta y Melilla, el año de mayor número de intentos de entrada a España por estas vías. Otros años destacados en estas rutas migratorias hacia los enclaves españoles en el norte de África fueron: 2011 con 3343 inmigrantes detenidos y 2012 con 2841. Es decir, según estas cifras oficiales, si bien 2013 registra un aumento con respecto a 2012 no supera ni las de 2005 ni las de 2001 lo que hace difícil sostener "que se trata de una presión migratoria sin precedentes en Ceuta y Melilla" como insiste una y otra vez el Ministro del Interior Fernández Díaz.

Además, este incremento de los intentos de cruce irregular hacia las ciudades autónomas en 2013 no supuso, ni mucho menos, un impulso apreciable del balance global de detenciones en el conjunto de las fronteras españolas, "si bien es cierto que en Ceuta y Melilla se ha producido ese incremento la cifra total de España está muy lejos de ser una vía destacada de entrada principal hacia la Unión Europea", destacan fuentes comunitarias especializadas en el control de fronteras.

Estas mismas fuentes insisten en comparar "los 7.000 llegados a España con los 45.000 de Italia" no se puede considerar que nuestro país "sea ahora un punto principal en las rutas migratorias hacia Europa".

Si hablamos de inmigración irregular vía marítima, exclusivamente a través de pateras (los cayucos apenas llegan a Canarias desde 2009), en 2013 las fuerzas de Seguridad de España detuvieron a menos de 3.000 inmigrantes, la gran mayoría en las costas andaluzas. Este dato de entrada en pateras es el más bajo desde 1999, muy lejos del record de 2006 cuando fueron interceptados entrando a España a través de embarcaciones más de 39000 personas.

Estas fuentes comunitarias califican de "desproporcionadas" las cifras que está dando el Ministerio del Interior español sobre "la presión migratoria que hay al otro lado de las vallas o en países cercanos, son cifras exageradísimas, nosotros en Bruselas sí consideramos más creíbles los 3.000 inmigrantes del África Subsahariana que se cree que pueden estar en Marruecos con intención de entrar a España" que los 40.000 de los que habla Fernández Díaz sólo en el país vecino. Sobre los otros 40000 que Fernández Díaz situó en Mauritania, también con intención de migrar hacia España, estas fuentes comunitarias consultadas por la SER lo consideran directamente" imposible, no salen desde allí desde que se pusieron las patrulleras españolas en las costas mauritanas y senegalesas, incluso en el año de más salidas desde Mauritania se constató una presencia como mucho de 10000 subsaharianos en la zona. Si en el año record había una población de 10000 personas que quería salir en cayuco, cómo se explica que ahora haya 40000 si no tienen posibilidad de salir? No tiene sentido" insisten estas fuentes que apuntan a que "el gobierno de España parece interesado en crear un clima favorable de endurecimiento de la ley de extranjería que ha anunciado el Ministerio del Interior".

Resulta poco creíble que si por ejemplo en todo 2013 entraron en Europa 107.000 inmigrantes de manera irregular, un aumento considerable con respecto a los 72.426 de 2012, "¿cómo va a haber sólo 80.000 que vayan a querer entrar ahora por España?", afirma esta especialista, que añade" 2013 fue un año especialmente alto de entrada de inmigrantes a Europa por los conflictos de Siria, Mali o Somalia, de ahí las cifras que se dan en Italia, si con ese contexto a España sólo llegaron 7000 personas , qué justifica ahora que quieran venir esos supuestos 80000 inmigrantes?", cuestiona.

Floriano: "Decirle a aquellos que critican la actuación de la Guardia Civil que lo que están haciendo es provocar un efecto llamada"

Mercedes Jiménez: "Se legitima entendiendo al inmigrante como enemigo"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?