Domingo, 10 de Diciembre de 2023

Otras localidades

A prisión tras confesar que mató a su mujer, una embarazada de 37 años

El cuerpo de la mujer, localizado cerca de Santiago de Compostela

Agentes de la Guardia Civil trasladan el cuerpo de la mujer

Agentes de la Guardia Civil trasladan el cuerpo de la mujer / EFE

El cuerpo de la mujer de 37 años desaparecida en Vilaboa (Pontevedra) ha sido localizado por agentes de la Guardia Civil este martes 25 de febrero cerca de Lavacolla, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG). Las mismas fuentes han ratificado que el marido de la víctima, que confesó el crimen, se encuentra en la prisión de Monterroso imputado por un delito de homicidio.

Fuentes de la investigación han explicado que la detención de José Luis C. se produjo sobre las 13.00 horas del lunes en la ciudad de Lugo, tras lo que pasó sobre las 18.00 horas a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción Número 3, donde confesó ser el autor del crimen de su esposa, María Luisa Jiménez Jiménez, que se encontraba embarazada.

Fuentes de la investigación han ratificado que la mujer se había instalado en el domicilio de su familia en Vilaboa desde hacía dos meses, y que su marido la fue a buscar este fin de semana con el propósito de reiniciar la convivencia en Lugo. La Guardia Civil trataba de dar con el paradero del cadáver de la mujer, natural de Poio (Pontevedra) desde la tarde de este lunes, siguiendo las indicaciones que su marido dio en sede judicial después de ser detenido horas antes. En un primer lugar la búsqueda se centró en la zona de Teixeiro, y hoy por la mañana se extendió por diferentes puntos de la provincia de La Coruña, hasta que fue hallado el cuerpo sin vida en una pista en el monte de Gonzar, en el término municipal de O Pino.

En el juzgado de Lugo, que instruye la causa y que ha decretado el secreto de las diligencias, constaba una denuncia anónima en relación a la pareja, pero entonces la víctima, contactada por la Policía, negó los malos tratos, por lo que no existía ninguna medida sobre el ahora presunto homicida, precisan las fuentes.

Con seis hijos

La denuncia de la desaparición fue presentada por una hermana de la víctima, que tenía seis hijos, cuatro de ellos menores de edad, el pasado domingo en la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra. Mientras se buscaba el cadáver, la Guardia Civil ha practicado a lo largo de la mañana nuevos registros en el domicilio del matrimonio, en la calle Orquídea de Lugo.

La Delegación del Gobierno en Galicia manifiesta, en un comunicado, su "más enérgica repulsa" hacia quienes ejercen "cualquier tipo de violencia, especialmente la que se ejerce contra las mujeres". Asimismo, reitera la importancia de que las mujeres víctimas de malos tratos denuncien este tipo de hechos, bien personalmente ante las fuerzas y cuerpos de seguridad o a través de teléfono 016, que es gratuito y garantiza la confidencialidad de la llamada, ya que no queda registrado en la factura telefónica.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?