Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Cómo está el mundo

Kazajstán, donde por no avisar de las vacaciones te pueden cerrar el diario

“Señoría, ¿permiso para interrogar a los acusados?”. La pregunta, que puede sonar de lo más natural en cualquier juicio que se desarrolle en un país normal, se vuelve tragicómica cuando en el banquillo se sientan varios periódicos (en sentido literal, ejemplares en papel de unos cuantos diarios). La parte cómica es evidente, basta imaginar la escena. La parte trágica se entiende cuando el juicio termina con el cierre de más de 20 cabeceras. El país se llama Kazajstán. Su presidente, Nursultan Nazarbayev. Nazarbayev, presidente de Kazajstán

El relato lo hace Tamara Simakhina, abogada kazaja que en diciembre de 2012 participó en el juicio contra 'Respublika' y otros medios de comunicación, durante la presentación del informe “Los medios independientes en Kazajstán, al borde la aniquilación" elaborado por la Fundación Open Dialogue. Ese juicio fue el punto culminante de la campaña de presión organizada por el gobierno contra los medios que en diciembre de 2011 cubrieron los sucesos de Zhanaozen, en los que 17 personas murieron por los disparos de las Fuerzas de Seguridad durante una huelga organizada por los trabajadores de la minería en esa localidad. Entonces se cerraron los principales medios independientes, pero el hostigamiento contra los que sobrevivieron o se han intentado abrir desde entonces sigue yendo a más.

Entre las leyes aprobadas en los últimos meses, hay un decreto presidencial que permite reforzar las medidas en “situaciones de emergencia de naturaleza social”, una terminología que recuerda a los tiempos de la Unión Soviética y que permite aplicar el reglamento prácticamente a cualquier tipo de manifestación, huelga o protesta que no agrade al gobierno.  Durante una de esas “situaciones de emergencia” los medios tienen que mandar sus informaciones con 24 horas de antelación a las autoridades, que decidirán si se aprueban o no, con el riesgo de afrontar un cierre, total o parcial, si no se respetan esos plazos. Hablando de cierres, el abanico de posibilidades que pueden terminar en clausura de un medio o en una multa considerable es amplio: desde incumplir las fechas de impresión a cometer errores en un editorial, pasando por no informar de las vacaciones del dueño, como ocurrió con el diario 'Tribuna' el 23 de septiembre de 2013 . Otros “delitos”,  como el de “difundir rumores”, pueden ser penados con hasta 12 años de cárcel. La presión judicial es la forma más sutil de ahogar a los medios, y la que está convirtiéndose en más habitual, pero no la única. Según denuncia Reporteros Sin Fronteras, el pasado 27 de mayo cuatro periodistas fueron arrestados mientras cubrían una reunión de activistas que preparaban una protesta contra la firma del acuerdo por la Unión Económica Euroasia, entre Rusia, Bielorrusia y Kazjastán. En cuestión de horas, supieron su condena: cuatros días de arresto, lo justo para no poder cubrir las protestas. Son sólo algunas muestras de la presión que ejerce sobre la prensa independiente el gobierno de Nazarbayev, el único presidente que ha conocido el país desde su independencia de la URSS en 1991, un hombre que se ha autoproclamado “Padre de la Nación” y que tal como recoge la Constitución del país es el único que puede presentarse a las elecciones tantas veces como quiera. De momento lo ha hecho en cuatro ocasiones, ganando siempre con porcentajes por encima del 80%, en procesos nunca reconocidos como plenamente democráticos por Occidente, según denuncia Open Dialogue. La ONG polaca acusa también a los países de la Unión Europea de mirar a otro lado ante las violaciones de los DDHH, debido a los vínculos económicos que casi todos ellos tienen con un país rico en recursos uranio, petróleo y gas natural. En ese grupo incluyen a España, cuya relación con Kazajstán pasa por un gran momento tanto a nivel oficial, como quedó patente durante la visita de Rajoy a Nazarbayev en septiembre de 2013, como a nivel de algunas personalidades, como se puede desprender de la investigación abierta contra el juez Guevara por su extraño comportamiento en la caso del opositor Alexander Pavlov.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?