Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Las medusas se multiplican en el Mediterráneo

Expertos revelan que la contaminación provoca un aumento masivo de estos ejemplares tan molestos

Fotografía de dos medusas en el fondo marino.

Fotografía de dos medusas en el fondo marino. / GETTY IMAGES

Estudios científicos europeos revelan algo que los turistas venían notando en los últimos años. El cambio climático ha provocado un aumento masivo de las plagas de medusas en el mar Mediterráneo.

Según el informe MedSea de L'Aquàrium de Barcelona el resultado del aumento de esta especie en los últimos 30 años se debe a las emisiones de CO2, es decir, a la contaminación.

Lo cierto es que resulta extraño que la contaminación del aire afecte al agua, pero realmente es así. El océano absorbe una parte importante de este elemento, lo que provoca una peligrosa acidificación del agua. Este hecho es muy preocupante ya que según el estudio la acidificación oceánica "está ocurriendo 10 veces más rápidamente que la que precedió la extinción de muchas especies marinas hace 55 millones de años".

Esta alteración de las aguas, unido al aumento de la temperatura en medio grado, provoca que se resienta el ecosistema marino. Algunas especies como las medusas aumentan su población de forma alarmante y otras decrecen considerablemente.

Esto no solo tiene consecuencias medioambientales, también económicas ya que los turistas dispuestos a veranear en estas localizaciones mediterráneas optan por cambiar de destino, huyendo de estas molestas plagas. Según el estudio este hecho puede reducir los turistas hasta un 10,5%.

Las medusas toleran mucho mejor la subida de temperaturas y el cambio de PH del agua y unido al decrecimiento de las especies depredadoras, se traduce en un índice de supervivencia muy alto.

Muchas provincias españolas ya pusieron en marcha iniciativas para prevenir y avisar de estos peligros. La pionera fue Málaga que creó una aplicación móvil llamada 'infomedusa' la temporada anterior. Este sistema permite a los turistas y ciudadanos informarse en tiempo real de la presencia de estos ejemplares en las playas de la zona.

En cualquier caso, siempre que nos sumergimos en aguas marinas, muchas veces es inevitable sufrir una picadura. Por ello hay que recordar que lo mejor ante esta situación es no frotar la picadura, emplear agua salada para lavar la herida y aplicar hielo durante 15 minutos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?