Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El gobierno socialista francés el que más frena la ‘tasa Tobin’

Cuando hace cinco años empezó a discutirse la posibilidad de implantar este impuesto, Francia llevaba la voz cantante con Alemania

()

La posición minimalista que el Gobierno socialista francés defiende en la cumbre de la UE respecto al impuesto de Transacciones Financieras en Europa (ITF), popularmente conocido como ‘Tasa Tobin’, ha generado la indignación de las organizaciones no gubernamentales y algunos economistas. Acusan a París de defender a las grandes corporaciones financieras.

 Cuando hace cinco años empezó a discutirse la posibilidad de implantar un impuesto de este tipo a los productos financieros más especulativos Francia llevaba la voz cantante con Alemania. Hoy el Gobierno socialista de Manuel Valls y el presidente François Hollande han dejado sólo al conservador ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble. Berlín defiende una tasación amplia que sirva para regular el sector y desincentive las actividades más especulativas, al tiempo que genere suficientes recursos para los Estados.

 París se alía así con Madrid y Roma para sacar adelante tan solo un acuerdo de cara a la galería que no afecte a los derivados y por tanto que apenas generará recursos fiscales.

 “Abajo las máscaras”, dicen los activistas de Oxfam France, Attac y otras tres organizaciones sociales del Hexágono. Se dirigen al socialista Michel Sapin, ministro de Finanzas francés al que acusan de ser “el abogado oficial de los bancos franceses y europeos”, que desde 2013 llevan a cabo una ofensiva contra el ITF, amenazando de deslocalizar sus actividades si se implanta el gravamen.

 “Al proponer tasar únicamente las acciones, como ya ocurre en Francia, no se tocará las malas finanzas sino en primer lugar las útiles a la economía real”, reprochan al ministro Sapin las ONG, “Usted no desea una imposición sobre los derivados, no por razones técnicas, sino más bien políticas con el fin de proteger a los bancos franceses, en concreto a BNP Paribas y Société Générale [las mayores entidades francesas] muy expuestos a transacciones especulativas”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?