Jueves, 02 de Febrero de 2023

Otras localidades

Juncker quiere con 20.000 millones movilizar proyectos por valor de hasta 300.000

El Nuevo Fondo Europeo podría abrir la puerta a inversiones libres de déficit

El nuevo presidente Jean-Claude Juncker , en la sede de la Comisión Europea en Bruselas.

EFE

Entre 300.000 Millones y 20.000 millones la diferencia es amplia. Los técnicos lo saben pero a pesar de esto defienden que es posible movilizar recursos para impulsar más de 1.000 proyectos en tan sólo 3 años.

La iniciativa es totalmente ambiciosa. El equipo de Juncker intentará convencer al mercado que el Banco Europeo de Inversiones puede otra vez ser el buen instrumento para impulsar el crecimiento del que carece Europa.

Se intentó en junio del año 2012, cuando con una ampliación de 10.000 millones de capital del BEI se anunció un primer gran Plan de Inversiones por valor de hasta 120.000 pero el resultado ha sido "mitigado", según fuentes cercanas al proyecto.

La diferencia es que esta vez el BEI está dispuesto a contratar hasta 200 técnicos especiales. Un personal cuyo objetivo será el de tutelar y acompañar proyectos buscando inversores dispuestos a arriesgar su dinero en esta operación europea.

Las prioridades van hacia infraestructuras, la energía y las interconexiones, aunque el objetivo es dedicar a la pequeña y a la mediana empresa un tercio del total de inversiones.

Para eso el BEI deberá ser más laxo en la aplicación de sus normas y aceptar proyectos con más riesgo con la esperanza que los 20.000 millones de garantía pública impidan que pierda la calificación de triple A que le ha dado el mercado.

Mantener esta calificación de excelencia es un objetivo básico que ha exigido Berlín, tras rechazar otros varios proyectos para movilizar recursos. Porque desde que en julio el nuevo Presidente de la Comisión prometió ante los eurodiputados un Plan de 300.000 millones su equipo ha estudiado diversos escenarios.

Utilizar 100.000 millones del Mecanismo Europeo anti crisis fue vetado por el gobierno Merkel que también rechazó aportar más capital directo al Banco Europeo de Inversiones.

Juncker se ha visto pues forzado a encontrar dentro del presupuesto el dinero para la garantía que es la base de este futuro Fondo. Sale de reorganizar partidas ya aprobadas por valor de 6.000 millones. Y encontrando en los márgenes de lo no utilizado otros 2.000 millones que permiten entregar directamente al BEI la mitad de un total de 16.000 millones, según han confirmado a la Cadena SER fuentes institucionales.

Los 8.000 restantes se irán aportando hasta el año 2020. Con este capital garantizado, el BEI podrá encontrar en el mercado 50.000 Millones. Una base creíble afirman sus adeptos para esperar que los Fondos Privados quieran comprar sus bonos o acepten invertir en proyectos concretos.

¿Una nueva versión del popular cuento de la Lechera? El equipo de Juncker asegura que no y esto porque está convencido de obtener el consenso para que el dinero que pongan los gobiernos en cada proyecto nacional pueda ser descontado del cómputo de déficit. Una interpretación "innovadora" del Pacto de Estabilidad, para quienes trabajan en las Instituciones y un gran gesto hacia Francia e Italia que esperan el anuncio del Presidente de la Comisión. Un anuncio que Juncker desea reservarse para el próximo miércoles y del que según el grupo de los Socialistas y Demócratas europeos depende el fracaso o el éxito de su Plan de Inversiones.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?