Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

Registrarse como lobby será obligatorio para poder actuar en el Congreso

El PP lleva este lunes a la Cámara su propuesta sobre cómo regular los grupos de presión. Se podrá prohibir la entrada a la Cámara a los lobistas que incumplan las normas

Pleno del Congreso de los Diputados

Pleno del Congreso de los Diputados / EL PAÍS / ULY MARTÍN

En la actualidad los lobistas siguen moviéndose en un terreno oscuro aunque muchos de ellos pueden llegar a tener nómina en una empresa. Se busca regular una actividad opaca como han hecho países europeos como Reino Unido, Francia o Alemania. En EEUU los lobbies tienen una fuerza inusitada.

Este lunes se reúne la Ponencia encargada de estudiar la reforma del reglamento del Congreso. En este marco el PP presenta a los grupos su propuesta sobre cómo regular los lobbies. Se establece, en primer lugar, quiénes pueden registrarse como lobby: todas aquellas asociaciones que defiendan y avalen los intereses de un grupo de presión. La definición no va a ser fácil. El PP, de momento, quiere esconder sus cartas y no desvela, por ejemplo, si las ONG podrían incorporarse al registro.

Lo más importante es que registrarse como lobby será obligatorio para poder actuar en el Congreso. Los lobistas tendrán que atenerse, además, a un Código de Conducta de Buenas Prácticas: no podrán vender ni comercializar con la documentación que obtengan de la Cámara. Estarán obligados a informar de sus conversaciones a todas las personas que representan. Si incumplen las normas se les aplicará un régimen sancionador que contempla, incluso, la prohibición de que accedan a la Cámara y sean expulsados del registro.

Para dar transparencia a su actuación los diputados o grupos parlamentarios tendrán que dar a conocer sus encuentros con los lobbies.

¿Qué piensan los grupos de la oposición de la regulación de los lobbies?

Hay que empezar diciendo que los grupos de la oposición están muy molestos. Habían pedido al PP detalles de su propuesta para analizarla antes de la reunión y acudir a la cita con una posición clara. Pero no han obtenido respuesta. Aún así, presentarán sus propias propuestas.

CiU ha sido hasta ahora uno de los grupos más activos en el Congreso a favor de la regulación de los lobbies. Ha presentado resoluciones sobre este asunto en los últimos debates del Estado de la Nación. Los nacionalistas catalanes lo tienen claro: quieren que haya un registro de lobbies en el Congreso pero, sobre todo, en el gobierno, que es , realmente, quien tiene poder para decidir y, según ellos, quien debería promover las relaciones entre los altos cargos del ejecutivo y los lobistas.

El PSOE quiere que en el plazo de tres meses el Ejecutivo presente un proyecto en las Cortes para regular los lobbies (que sean accesibles y de inscripción obligatoria), como propone el PP. UPyD apuesta porque haya un registro de lobbies en el Congreso, en el Senado, en la Administración General del Estado y en las Comunidades Autónomas. En los dos últimos casos quieren que sea la Agencia Estatal de Transparencia la que vele por su cumplimiento. Para la Izquierda Plural lo que hay que regular es la participación de los ciudadanos en el Congreso y no sólo los lobbies. Plantearán que las ONG puedan ser lobistas pero con una regulación distinta a la que se exija, por ejemplo, a una farmacéutica que se mueve por intereses económicos. Al PNV le preocupa quién entra bajo la definición de lobby. No quiere exclusividad de algunos sectores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?