Últimas noticias Hemeroteca

La enmienda al artículo 135 abre un debate entre los diputados del PSOE

Aunque de acuerdo con la medida, los parlamentarios discuten a puerta cerrada si la reforma de la Constitución fue un error, como dice la dirección, o no les quedaba más remedio

()

Cada martes, antes de un pleno, los diputados del PSOE se reúnen para discutir los asuntos que llegarán a la Cámara. En ocasiones, el portavoz parlamentario sabe de antemano que el debate se alargará. Y eso ha ocurrido este martes, porque antes de empezar Antonio Hernando ha despachado todos los puntos del orden del día y ha dejado para el final la discusión sobre el artículo 135 de la Constitución, el punto que Pedro Sánchez se ha comprometido a corregir porque considera que fue “un error”. Esa expresión figura literalmente en el argumentario que esta mañana ha distribuido el PSOE entre sus cargos y, de acuerdo con varios diputados, Manuel Chaves ha llegado a pedir que se retire.

Según algunos de los presentes, el debate ha girado básicamente en torno a un dilema que es teórico, pero resulta importante para que el PSOE revise su pasado más reciente. De hecho, muchos de los diputados que votarán contra la reforma votaron en su día a favor de ella. La pregunta es si la reforma exprés de la Constitución fue un error o si los diputados que la votaron no tuvieron más remedio que hacerlo.

Algunos de los diputados que apoyaron la reforma del 135 han explicado que, en verano de 2011, “no había alternativa”, que el BCE todavía no había dicho que haría lo que estuviera en su mano para salvar al euro y que existía una amenaza real sobre la economía española. “Se extendió el pánico y se adoptaron medidas urgentes”, ha defendido Diego López Garrido, según las fuentes consultadas. Otros parlamentarios han secundado que aquella decisión “no fue un error” y más de uno ha lamentado que el PSOE vaya “a rebufo de Izquierda Unida” y fije su propuesta en un asunto como este antes de una propuesta de la Izquierda Plural.

Hay también diputados que, sin embargo, han hablado de error y pedían que se asumiera como tal para recuperar la credibilidad perdida ante el electorado. Es la postura de Odón Elorza o Manuel de la Rocha, por ejemplo, críticos desde el principio con la reforma y que hoy han expresado su “satisfacción” con la decisión de Pedro Sánchez. Insisten en que el PSOE mantiene su compromiso con la estabilidad presupuestaria pero dan por hecho que la reforma suprimirá la parte en la que se obliga a dar prioridad al pago de la deuda.

En realidad, el debate que se ha vivido este martes en la sala Clara Campoamor del Congreso traslada el debate que existe entre dirigentes del partido. Algunos de ellos son críticos con que, después de cómo ha trabajado el PSOE este asunto y las propuestas que ha acumulado, sea ahora cuando se anuncia una proposición propia como reacción a la iniciativa de un grupo minoritario.

Fuentes de Ferraz aseguran que han hablado esta mañana con algunas federaciones y sostienen que han encontrado “alivio” en los territorios con los que han conversado. Y lo que sí ha sido muy comentada es la contrariedad que, en privado, expresó ayer el expresidente Zapatero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?