Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Así sufrió el ébola Teresa Romero

El médico que atendió a Teresa Romero en el hospital de Alcorcón, Juan Manuel Parra ha publicado un artículo en The New England Journal of Medicine con todos los detalles de la evolución de los síntomas

El doctor Juan Manuel Parrafue el último profesional que estuvo en contacto con Teresa Romero antes de ser ingresada en el hospital Carlos III-La Paz. Después de su superar su propia cuarentena de 21 días, el propio Juan Manuel Parra ha publicado los detalles del primer contacto secundario por ébola en Europa. Lo ha hecho en 'The New England Journal of Medicine'.

En este artículo se hace un relato de los hechos. “El 30 de septiembre, la paciente manifestó malestar general y fiebre de bajo grado (temperatura corporal, <38 ° C)”. Esa fiebre baja “continuó durante 3 días, y su temperatura aumentó a 38 ° C en los siguientes 3 días”.

6 de octubre

Ese día, Teresa Romero sintió “debilidad, mialgias, náuseas, tos leve y una erupción maculopapular que afecta a los brazos y el tronco desarrollados aumentado”. Fue entonces, recuerda el doctor Juan Manuel Parra cuando “se presentó a nuestro servicio de urgencias los informes en los que se dijo que había tenido contacto con un paciente Ébola”. Fue entonces cuando se decidió trasladarla “inmediatamente a una sala de aislamiento”.

Teresa Romero ingresó en el hospital de Alcorcón “a las 7 de la mañana”, entonces, según el artículo publicado en The New England Journal of Medicine “tenía una temperatura de 36,7 ° C, la presión arterial de 90/60 mm Hg”, incluso el doctor Juan Manuel Parra da detalles sobre la saturación de oxígeno en sangre que por entonces era “del 95% por medio de la oximetría de pulso”, también tenían “una erupción maculopapular”.

"Empezó a tener diarreas"

Según el doctor que la atendió en las urgencias del hospital de Alcorcón, Teresa Romero “informó que no había recibido antipiréticos”.

Ese mismo día, el 6 de octubre, a las 11 de la mañana fue cuando Teresa Romero empezó a tener “diarrea sin sangre”. A las 14 horas se destacó “la progresión de la erupción e hipotensión (presión arterial, 80/40 mm Hg) a pesar de la recepción de líquidos por vía intravenosa (500 ml de solución salina isotónica durante la primera hora después de la admisión y un adicional de 500 ml durante los siguientes 4 horas). Su temperatura corporal se mantuvo por debajo de 38 ° C”.

Cuando dio positivo

Tras la confirmación del positivo por ébola, “la situación clínica de la auxiliar de enfermería continuó deteriorándose durante un periodo de 10 horas, con una temperatura de hasta 38 ° C”.

También “se intensificaron las diarreas (8 a 10 deposiciones), vómitos, tos productiva”. Fue entonces cuando se le aplicaron “varios fluidos intravenosos (hasta 2 litros de solución salina isotónica durante un período de 4 horas, complementados por cloruro de potasio)”.

El doctor Juan Manuel Parra terminan su artículo recordando la supervivencia de Teresa Romero, que recibió el alta médica el pasado 5 de noviembre.

Pero también destacan que su caso ha demostrado que “los síntomas iniciales de ébola pueden evolucionar en pacientes que tienen una fiebre de bajo grado”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?