Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

¿Qué hay detrás de las protestas de Ferguson?

Un 70% de los afroamericanos creen que la policía les trata con menos justicia que a los blancos

()

 

En la primera entrevista que concedió Darren Wilson, el policía blanco que mató al joven negro Michael Brown, el periodista le preguntó si habría actuado igual si Brown hubiera sido blanco. “Sí, sin duda”, respondió Wilson. Muy pocos afroamericanos en Estados Unidos creen estas palabras.

El catalizador de las protestas en Ferguson ha sido la muerte de Michael Brown y la decisión del jurado de no procesar a Wilson, pero las causas subyacentes son años de tensiones raciales entre la población afroamericana en Ferguson, la policía y el gobierno local.

“No estamos protestando sólo por Mike Brown, estamos protestando por gente que ha sido esclavizada durante décadas. Está empezando a colmar el vaso, ya hemos tenido bastante y algo tiene que pasar”, dice Kyron Battle, un chico afroamericano de 22 años, residentes en Harlem, y que se encontraba en la protesta de Times Square el martes por la noche.

Antes de la muerte de Brown, en EEUU ya se debatía sobre la historia de violencia contra los hombres negros, la disparidad racial en el sistema de justicia y el racismo en general. La conversación se avivó especialmente tras las muertes de Trayvon Martin y Eric Garner, entre otros.

Aunque en EEUU se ha avanzado notablemente en igualdad racial, blancos y negros siguen profundamente divididos en cuanto al sistema judicial y las actuaciones de la policía. Son dos mundos que no comparten la visión del otro y probablemente ni siquiera la entienden.

La encuesta más reciente, publicada por HuffPost/YouGov, justo antes de que se conociera la decisión en Ferguson, mostró que un 64% de afroamericanos consideran que Darren Wilson tenía la culpa de la muerte del adolescente, comparado con un 22% de los blancos. Los encuestados blancos contestaban en una proporción siete veces mayor, que los disparos estaban justificados.

Otras encuestas previas del centro Pew, mostraron que un 67% de los negros tenía poca o ninguna confianza en la investigación del caso. Entre los blancos, sólo un 33% dijo no confiar.

“Mucha gente piensa que el racismo se ha acabado, que la vida simplemente va bien, pero tienes escenarios como el que acaba de ocurrir donde un chico muere. Trayvon Martin fue un ejemplo perfecto y menos de dos años después tenemos el problema de nuevo”, dice uno de los manifestantes en Times Square, afroamericano y de 32 años, que prefiere no dar su nombre.

“El trato con la policía y con los tribunales son las áreas donde más negros sienten que se les trata injustamente. Un 70% de los negros dicen que su comunidad es tratada con menos justicia que los blancos por la policía. Un 68% dice lo mismo sobre el sistema de justicia criminal. Son números muy poderosos”, explica Carrol Doherty, director de investigaciones políticas de Pew Research.

“Ponemos toda nuestra confianza en un sistema de justicia que nos ha fallado una y otra vez. Así que ahora sabemos lo que tenemos que hacer, pero no podemos dejarlo en manos del sistema de justicia o la policía”, señala Battle.

Al margen de las percepciones, los números demuestran que los afroamericanos más probabilidad de ser arrestados y encarcelados.

Más arrestos

Según la oficina del fiscal de Missouri, aunque la población afroamericana de Ferguson es un 67% del total, son un 93% de los arrestados por la policía. En la localidad, los negros tienen 3 veces más posibilidades de ser detenidos que las personas de otras razas.

Esto no es algo exclusivo de Ferguson. Según una investigación del periódico USA Today, en 1.581 departamentos la policía arresta a más gente negra en porcentajes más altos que en Ferguson. Eso incluye a ciudades como Nueva York, Chicago, Detroit, San Francisco y San Luis.

Más encarcelamientos

A finales de 2013, un 3% de todos los hombres negros estaban en la cárcel, comparado con un 0,5% de los blancos.

Aunque los afroamericanos son el 12% de la población del país, representan el 40% de las personas encarceladas en Estados Unidos, según un informe de agosto de la Universidad de Stanford. Los hombres negros tienen seis veces más probabilidades de ir a la cárcel que los blancos y 2,5 veces más que los hispanos, de acuerdo con un informe de The Sentencing Project ,  una institución que aboga por un sistema criminal justo.

En 2011, uno de cada 15 niños afroamericanos tenía un padre en prisión, comparado con uno de cada 111 niños blancos.

Condenas más duras

Según la Comisión de Sentencias de Estados Unidos, una agencia independiente, los hombres negros recibieron sentencias 19,5 veces mayores que los blancos en situaciones similares entre finales de 2007 y finales de 2011.

Desigualdad social

La pregunta más difícil de responder es porqué se dan estas disparidades en el sistema policial y judicial.

Por un lado, están las prácticas policiales racistas. Por ejemplo, aunque el consumo de marihuana es muy similar entre blancos y negros, las tasas de arrestos son muy diferentes: los negros tienen cuatro veces más posibilidades de ser detenidos por posesión que los blancos.

Otras prácticas como “Stop and Frisk” (Para y cachea) también afectan desproporcionadamente a los negros y latinos (90% de los cacheados en la ciudad de NY) y un juez federal ha sentenciado que es “inconstitucional”.

Además, existen numerosos factores sociales como la disparidad en renta, educación y otras muchas variables que influyen en tasas de criminalidad. Según un estudio presentado en 2013 por el Urban Institute, un instituto de análisis económico en Washington, ”hay una desigualdad de riqueza extraordinaria entre las razas". En cifras de 2010, los blancos tenían en promedio seis veces más riqueza que los negros y los hispanos (632.000 dólares frente a 103.000), una proporción que además creció si se compara con el promedio de 1983.

La Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de Estados Unidos ha señalado que los estudiantes negros son suspendidos y expulsados del colegio tres veces más que sus compañeros blancos (16% frente a un 5%).

En Ferguson en particular, los problemas pueden haber aumentado por la falta de representación en el gobierno local. Aunque Ferguson tiene un 67% de población negra, sólo uno de los seis concejales es afroamericano, ningún miembro de la junta escolar los es y sólo tres de los 53 policías son negros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?