Sociedad

Al menos una treintena de inmigrantes logra saltar la valla de Melilla

Otro grupo de 500 inmigrantes lo intentaban por la zona norte de la ciudad

Inmigrantes han logrado alcanzar la valla y sobrepasar todos los obstáculos y han conseguido entrar en Melilla / Angela Rios (EFE)

Los hechos ocurrían a primera hora de la mañana de este martes, cuando un grupo formado por más de un centenar de inmigrantes subsaharianos intentaban saltar la valla por la zona del paso fronterizo llamado Barrio Chino.

Una zona en la que a esa hora comienzan a concentrarse los porteadores que trabajan a ambos lados de la frontera.

En el intento de salto al menos 32 lo habrían conseguido, ya que es el número de los inmigrantes que van llegando al CETI, al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes.

Mientras esto ocurría por Barrio Chino, otro numeroso grupo de unos 500 se desplazaban hasta la zona norte del perímetro fronterizo de Melilla para intentarlo, intentando dividir de esta forma las fuerzas y recursos policiales.

Con la actuación de las Fuerzas de Seguridad marroquíes, y de la Guardia Civil, con el apoyo logístico desde el aire del helicóptero de la Benemérita, el grupo desiste de su intento y comenzó a replegarse nuevamente hacia el Monte Gurugú, monte marroquí donde habitan generalmente.

Según declaraciones de algunos guardias civiles, “la presión migratoria ha sido extrema durante horas”. 

La frontera con Marruecos se cerraba por precaución por esa zona del paso de Barrio Chino, suspendiendo la actividad comercial habitual entre ambos Países.

Los ocupantes de una patera rocían con gasolina al guardia civil que fue a rescatarles

Son cuatro de los ocupantes de la patera, con 17 ocupantes, que llegaba el lunes a costas melillenses, concretamente a la llamada Playa de la Hípica.

Pasan a disposición judicial cuatro de los 17 ocupantes de la patera que llegaba a la playa de Melilla, 13 varones adultos, dos mujeres adultas y embarazadas y dos menores.

Una primera embarcación de los GEAS (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas) de la Guardia Civil logra interceptarla para ponerla en situación de aseguramiento y comprobar el estado de sus ocupantes.

La llegada de una segunda embarcación de los GEAS es lo” que desata la violencia de algunos de sus ocupantes:  dos de ellos optan por tirarse al mar y otros tres se enfrentan a los agentes, en un caso con un ancla, en otro con un palo y, en un tercero, rociando y tirando gasolina contra los guardias” declaraba el delegado del Gobierno Abdelmalik El Barkani.

Parte de los diecisiete inmigrantes de origen subsahariano que han llegado el lunes a Melilla a bordo de una patera

Parte de los diecisiete inmigrantes de origen subsahariano que han llegado el lunes a Melilla a bordo de una patera / FERNANDO GUTIERREZ

La Guardia Civil rescató a los que decidieron arrojarse al agua y posteriormente detuvo a los tres ocupantes que adoptaron la actitud violenta y que provocaron lesiones leves, salvo complicaciones, a dos de los guardias: en concreto dos miembros de la Agrupación de Reserva y Seguridad, incorporados como refuerzo de los GEAS y que en un caso ha sufrido policontusión en las extremidades superiores como consecuencia de los golpes recibidos y, en el otro, una contractura en el cuello, fruto del forcejeo con uno de los agresores.

 La Guardia Civil también ha detenido y puesto a disposición judicial al patrón de la embarcación.

Todos los detenidos han sido puestos a disposición judicial. En el caso del patrón, por un delito contra los derechos de los trabajadores extranjeros; y en el caso de los tres ocupantes que se enfrentaron a la Guardia Civil, por delitos de desobediencia, resistencia y atentado contra los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

El resto de ocupantes de la embarcación fueron conducidos al muelle comercial, donde han sido atendidos por Cruz Roja, sin que ninguno de ellos inicialmente presentara un cuadro grave.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00